Rafael Robles Solano

Por: Rafael Robles Solano*.

Les asiste razón a los diferentes aspirantes a las curules de Cámara y Senado, al protestar y reclamar porque ante el interés público y de los medios de comunicación por quienes finalmente serán los candidatos a la Presidencia, sus campañas están siendo relegadas a un segundo plano, hecho que finalmente perjudica a la mayoría de aquellos que carecen de historiales en dichas lides o no tienen el suficiente arraigo o imagen popular.

La realidad es que dicha circunstancia los viene afectando, por cuanto sus aspiraciones están sucumbiendo aisladas frente a las expectativas que rondan en torno a los resultados de las mencionadas consultas de los precandidatos presidenciales previstas para el mismo día, 13 de marzo de este año.

Entonces aprovecho esta coyuntural situación, para exponer mediante un somero análisis sobre los intereses e influjos que concurren a no a dicho evento, el cual ciertamente se realizará en medio de quejas por presuntas agresiones a y entre candidatos de las distintas vertientes, junto con el que no podía faltar, el fantasma de Venezuela y ahora Rusia (según fuentes gubernamentales) intentando ejercer sus influencias para capitalizar las campañas a favor de sus respectivos candidatos. En consecuencia, los colombianos se preparan para acudir a las urnas buscando elegir a sus representantes en el Congreso, sin tener criterios claros sobre las propuestas de la mayoría de estos aspirantes.

La multiplicidad de movimientos políticos interpartidistas como ahora les llaman en los medios de comunicación y la polarización entre el cuestionado e histórico continuismo dominante de derecha y los nerviosismos o temores de estos, frente a la sostenida y creciente popularidad del candidato que representa la izquierda colombiana, contribuyen a matizar las posturas antagónicas, sin permitir apreciar o valorar concienzudamente los alcances de las diferentes opciones de aquellos y las propuestas de los aspirantes al Congreso, que prácticamente nadie conoce, salvo por la escasa asistencia y vinculación de pequeños grupos políticos con las conocidas y nefastas maquinarias electorales, hoy bajo el escrutinio público y de las autoridades judiciales por las recientes denuncias de corrupción derivadas de la compra de votos, hecho que hace parte de las tradicionales costumbres de muchas provincias, precisando que no son exclusivas de la costa atlántica como pretenden hacer ver desde la capital de Colombia, porque el manejo de los llamados votos cautivos, se extiende a muchas regiones a lo largo y ancho del país.

Bajo las consideraciones expuestas, mi pronóstico personal es que lamentablemente la anhelada renovación mayoritaria de los miembros del Congreso, será una ilusión fallida, salvo que se consiga lograr la resuelta y ambiciosa participación de los jóvenes y abstencionistas, en especial, de aquellos que desde las redes sociales se muestran activos y decididos a propiciar los escenarios de cambio que se necesitan en Colombia, de lo contrario seguiremos viendo como las ya citadas maquinarias políticas, conseguirán conservar y reelegir a sus representantes en las curules legislativas.


*Rafael Robles Solano Secretario Ejecutivo LIDERESOCIAL. Correo electrónico: www.lideresocial@hotmail.com.co

Otros artículos del autor:

PLEGARIA POR LA COLOMBIA FRACTURADA Marzo 1, 2022 El propósito de estas líneas consiste no seguir sumidos en el panorama de pesimismo, por el contrario, busco llamar la atención para que se intente deponer estos antagonismos absurdos.
CONTRADICCIONES DEL PLAN ARTEMISA Febrero 16, 2022 El Gobierno viene publicitando  dentro de la denominada Política de Defensa y Seguridad Nacional, el llamado Plan o mejor OPERACIÓN ARTEMISA.

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.