Rafael Robles Solano

Por: Rafael Robles Solano*

Por estos días el Gobierno viene publicitando en los diferentes medios de comunicación dentro de la denominada Política de Defensa y Seguridad Nacional, el llamado Plan o mejor OPERACIÓN ARTEMISA, que vienen desplegando en las zonas más afectadas del país por la deforestación, destacando los beneficios que conlleva para el medio ambiente, la biodiversidad, las fuentes hídricas y demás recursos naturales de interés nacional, al reconocerlos como bienes activos estratégicos de la nación.  Política que conviene reconocer más allá de las inevitables críticas de ciertos sectores que se sienten afectados por dichos programas.

Siguiendo con el derrotero de ésta presentación, las noticias gubernamentales resaltan como se vienen recuperando y salvando miles de hectáreas de bosques nativos, de flora y fauna, consiguiendo reducir la magnitud de la zonas deforestadas en un 34 por ciento, en promedio gracias a la Operación Artemisa desplegada en un esfuerzo conjunto y articulado entre las Fuerzas Militares, la Policía Nacional, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Fiscalía General de la Nación y el IDEAM, al preservar entre otros la Amazonía colombiana con la protección de miles de hectáreas que no serán deforestadas en los próximos meses, gracias a que se recupera el control territorial por parte de nuestra Fuerza Pública.

Retomo información al respecto divulgada el ministro de Defensa Nacional, en el lanzamiento de la décimo tercera fase de la Operación Artemisa, llevada a cabo en las veredas Puerto Valencia, municipio de El Retorno, y Puerto Flores, municipio de San José del Guaviare, cerca de la Zona de Reserva Nacional Natural Nukak. Subrayando, además: “qué en el Guaviare, las principales causas de la deforestación son el acaparamiento de tierras, la siembra de cultivos ilícitos y la ganadería extensiva, por lo que, según información del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), en ese departamento se registraron 25.581 hectáreas deforestadas en los municipios de San José del Guaviare, El Retorno, Calamar y Miraflores, que corresponden al 15 por ciento del total del territorio.”  Y concluyó citando lo dicho a su turno, por el viceministro de Políticas y Normalización Ambiental, al expresar que “han sido priorizados los sitios de la Amazonía donde se presenta mayor deforestación para proteger nuestros Parques Naturales Nacionales.” (Fuente: página web del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.)

Sin embargo, las contradicciones sobre éste asunto surgen y se evidencian cuando tenemos que expertos la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible, aseguran que la Operación Artemisa debe ser redireccionada, por cuanto como sostienen Sandra Vilardy, profesora de la Universidad de los Andes y directora de Parques Nacionales Cómo Vamos, y Rodrigo Botero, director de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (FCDS), es indispensable que el Gobierno trabaje seriamente en la implementación de serias políticas de Estado, para afrontar como corresponde los daños causados por la deforestación, con programas responsables para asumir el manejo de los desafíos medioambientales que a corto, mediano y largo plazo, se requieren en esta parte de Colombia, facilitando también que las poblaciones en ellas arraigadas, no sean objeto de discriminaciones, persecuciones, desplazamientos o confinamientos. 

En consecuencia, advierten que los retos a los que se enfrenta el país este año son múltiples, además de existir unos problemas coyunturales que son complicados, entre los que se encuentra la deforestación, que es uno de los grandes desafíos que aún no logramos controlar. Después del anuncio de las reducciones, hay que pedirle al Estado pueda estructurar planes para que el país responda a esto, no solamente desde lo ambiental, sino desde las dimensiones socio económicas que con urgencia requieren estas regiones.

 *Secretario Ejecutivo LIDERESOCIAL.  lideresocial@hotmail.com 

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.