Rafael Robles Solano

Por: Rafael Robles Solano*

Hace ya un semestre me referí en una de mis columnas a las “PARADOJAS DEL ESTABLECIMIENTO Y EL PROCESO DE PAZ,” y en esta ocasión, siguiendo el curso de los sucesos recientes, debo volver a ocuparme en parte de aquellas paradojas, pero ahora referidas a dos acontecimientos que involucran la seriedad y el respeto que a nivel internacional merece y necesita el Gobierno actual, veamos los episodios a los que aludo y que motivan el presente escrito:

1.- En el reciente periplo del Presidente Duque por el Medio Oriente, intentó consolidar los lazos y relaciones comerciales y de amistad, entre otros países con IRAN e ISRAEL, actuaciones loables en el ejercicio de sus funciones diplomáticas.

2.- Igual hizo con sus ambiciosas intervenciones en Glasgow, Escocia, durante la conferencia sobre la protección del cambio climático y del medio ambiente.

En el primer caso, observamos como lamentablemente los hechos, se empeñan en descalificar y enlodar los propósitos y propagandas mediáticas dispuestas por el Presidente, dejando en entre dicho las políticas estatales y como ya cité, la seriedad del Gobierno Nacional, me refiero a la inoportuna salida en falso del Ministro de Defensa, cuando imprudentemente se refirió a Irán, como un país que es enemigo común, por apoyar el terrorismo y al régimen de Venezuela. Afirmación que obligó al Presidente, a tener que reaccionar de inmediato, para desautorizar tajantemente dichas declaraciones.

Sin embargo, pocos días después, la cartera a su cargo resulta envuelta en otra situación, esta vez por una actuación mucho más reprochable por lo comprometedora a nivel institucional y peor aún, con repercusiones internacionales, como las expuestas por los gobiernos de ISRAEL, ESTADOS UNIDOS y ALEMANIA, consistente en el deplorable acto académico auspiciado y celebrado en un evento escolar dentro de un plantel adscrito a la Policía Nacional de Colombia, referido a un homenaje a los símbolos y principios Nazis. Es un hecho a todas luces inconcebible, sin embargo, aconteció, dejando entrever que quizás el mismo Gobierno, auspicia soterradamente esta clase de actuaciones, lo cual genera muchas suspicacias por cuanto ideológicamente su fuente natural, el Centro Democrático, apoya y promueve esta clase de posturas, baste recordar que meses atrás, estuvieron patrocinando unas conferencias en esa institución, por cuenta del cultor de la llamada “REVOLUCIÓN MOLECULAR DISIPADA,”  apoyada y liderada públicamente por su líder, ALVARO URIBE VELEZ, evidenciando que estas actuaciones, no son casuales.

En torno a la segunda paradoja que afronta el Presidente, es la notoria contradicción entre sus políticas y supuestas estrategias de LEGALIDAD, EMPRENDIMIENTO y EQUIDAD INTEGRALES PARA ENFRENTAR LA PANDEMIA DEL COVID 19. Porque es innegable la insolencia con que el Gobierno, desestima y minimiza sus responsabilidades frente a esta dramática situación referida a la protección de los defensores ambientales, (que especialmente en Colombia, son perseguidos y asesinados por defender los recursos naturales de sus territorios), como se deduce de su tardío apoyo al ACUERDO DE ESCAZÚ, el tratado regional que promueve los derechos para acceder oportuna y efectivamente a la Información Ambiental.

En consecuencia, termina uno considerando que el Gobierno maneja diferentes estrategias de manipulación política respecto de los dos eventos comentados en el presente artículo, pues públicamente proclama la defensa de los Derechos Humanos, pero sus actuaciones no concuerdan con los hechos. 

* Rafael Robles Solano. Secretario Ejecutivo LIDERESOCIAL. lideresocial@hotmail.com.co

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *