Las conmemoraciones son rituales y hacen parte de la simbología del poder. El Estado y la iglesia, son expertos en el diseño pedagógico del adoctrinamiento cultural…son guardianes de la memoria colectiva gracias al monopolio que ejercen sobre el sistema educativo… Usted puede ser un diseño cultural amoldado a sus requerimientos.

Colombia, un país diverso y multicultural, también lo es… pero en su proceso de búsqueda de la independencia, cada región tiene lo suyo: para un costeño, la independencia fue el 11 de noviembre de 1811, mientras que para un caleño y santandereano fue antes del 20 de julio y para mí, aún no se ha dado. En fin, entendemos que como toda fiesta patria, haber establecido al 20 de julio como símbolo de la independencia respondía a los intereses políticos de la élite bogotana y radical que en 1873 decretaron ese día como la fiesta nacional, abanderada hoy por la cúpula militar.

Para entender  la victoria militar criolla hay dos situaciones, externa e interna: en cuanto a la primera, el debilitamiento del imperio español en medio del auge de Napoleón y la crisis sanitaria que sufrieron los españoles por infecciones como la viruela y la fiebre amarilla, dando paso al imperio británico.

Desde lo interno, hay que ver por qué se estaba peleando, partiendo que ni siquiera había un consenso en contra de la Corona. A los blancos criollos, no les favorecía su presencia como estamento superior, en cambio a los mestizos, negros mulatos y saltapatrás, si les favorecía la “igualdad de derechos entre los ciudadanos«. Por tanto, dos intereses para dos clases sociales distanciadas en lo económico pero unidos en lo militar. No fue complejo para los revolucionarios blancos y ricos, atraer  ideológicamente a la clase popular, pero si costosa; miles de indígenas, afro descendientes y mujeres hicieron parte de la lucha de independencia en busca de reivindicar sus derechos como ciudadanos. Más sin embargo todo eso fue dilatándose lentamente desde 1810 (como el voto femenino en 1954) Los críticos apuntan que esa demanda sigue pendiente 211 años después: Colombia es, hoy, uno de los países más desiguales del mundo… así la mal llamada “independencia” no acabó con la desigualdad ni con las guerras, pues en los siglos XIX y XX sucedieron guerras civiles que hoy, en el XXI, siguen latentes y todos esos conflictos tienen como trasfondo la influencia deEstados Unidos en la política de seguridad y defensa de la democracia.

La historia oficial tiende a relatar la independencia como una lucha entre buenos y malos; patriotas Vrs, Corona Española… no fue así, en ambos bandos hubo criollos que pelaron a favor de la Corona, españoles que lucharon en pro de la independencia e indígenas que estaban con los realistas porque temían que el nuevo régimen los avasallará con impuestos y reformas tributarias….y no se equivocaron, Agualongo lo anunció y jamás creyó en la revolución del blanco…por ello, Bolívar nos legó una navidad negra…  

Colombia es uno de los países más fragmentados de América Latina: geográfica, política, racial y culturalmente. Pero los hijos de los revolucionarios blancos hicieron de la independencia un “mito sagrado” como estrategia para unir militarmente a los desprotegidos en la preservación del statu quo… Hay que cambiar la celebración del 20 de julio por un reconocimiento oficial de la diversidad cultural y regional, mejorar la calidad educativa como estrategia para eliminar el adoctrinamiento y el racismo e impulsar el desarrollo económico.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *