JOSÉ MANUEL HERRERA BRITO

Por: José Manuel Herrera Brito

Atrás bien pudieron quedar muchos pendientes, como en efecto ha sido. Asuntos, temas, cosas, propuestas, planes, proyectos, programas, consideraciones, circunstancias, acciones, omisiones, decepciones, infortunios, aspiraciones y demás, …pero lo cierto es que tenemos que mirar de frente el porvenir…; más, por cuanto estamos como ciudadanos y como país ante la nueva realidad de tener presidente electo, Gustavo Francisco Petro Urrego, de quien esperamos todos y cada uno de los colombianos gobierne para el país entero como debe y tiene que ser, puesto que será el mandatario de todos nosotros.

Pueda ser y eso deseamos con vivo anhelo, que desde la reconciliación superemos todo lo que consignado está en la desesperanza, y pasemos con prisa y sin pausa las malas páginas vividas de odios y desconfianzas. Que nos apresuremos a construir y consolidar en realidad una verdadera identidad nacional y una grande y mejor idea de país, en este grande país de naciones, donde aún no ha sido posible serlo. Definitivamente no podemos seguir alimentando bajezas, odios, señalamientos, vergüenzas, ataques, que para nada y en ningún momento nos conducirán a puerto seguro alguno y es ello lo que necesitamos y adonde tenemos que llegar.

Aspiramos y esperamos eso sí, robustecernos en ámbitos de grandeza. Que se fortalezca y profundice la democracia, Que sigamos creciendo exponencialmente nuestra economía como son los índices que se nos aplauden internacionalmente. Es trabajar con ahínco en ser todos buenos en beneficio colectivo. En ser todos amigos. En focalizarnos en hacer o al menos en contribuir como pueblo en que se hagan cosas memorables. Pensar en comunidad, que no es individualismos. Sabernos colectividad. Actuar conjuntamente. Converger. Hacernos y ser solidarios. Pensar en grande. Oírnos y más que ello, escucharnos. Entendernos y comprendernos a ciencia cierta y conciencia como país. Pensar sin temor alguno en el porvenir y no temer a ganar, ni a triunfar.

Conjuntar formas de pensar y actuar en consecuencia hacia objetivos y propósitos comunes, en la seguridad que lo cual, más temprano que tarde y más pronto que después, nos hará superiores en rutas de desarrollo social y humano, crecimiento económico, progreso e integral prosperidad, en lo que ha de tenerse en exacta cuenta salud, educación, cultura, inversión social, combate a la pobreza infraestructura, equidad, agricultura, ganadería, innovación, ciencia, arte, creatividad, tecnología, prospectiva y estrategia, entre otras y más variantes y variables que bien y mejor soportarán y consolidarán en paz nuestro porvenir a lo largo y ancho de todo el territorio patrio. Todos a una cambiamos para bien o seguiremos de mal en peor. Esa es la cuestión. saramara7@gmail.com

¿Cómo le pareció el artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Por editor