Rubén Darío Ceballos Mendoza

Por: Rubén Darío Ceballos Mendoza*

La gobernabilidad se refiere semánticamente a la capacidad de ser gobernable y conceptualmente a la relación que se manifiesta cuando existe un estado de equilibrio en el ejercicio del poder político derivado de la solución de demandas sociales y la capacidad de los gobiernos de atender éstas de forma eficaz, estable y legítima; de ahí que interese primero que todo y antes que nada, que se conduzca a Colombia por los caminos mejores con lucidez e inteligencia. Dar la lucha por la defensa de los principios democráticos con devoción, tesón y convicción. Entender y comprender que elemento vital en esto es la gobernabilidad, requerida de un análisis crítico a fondo respecto de la situación actual por la que atravesamos desde el que se pueda desvirtuar cualquier alternativa autoritaria y permitirnos sugerencias para atacar cualquier crisis de gobernabilidad que afecta la buena marcha de los gobiernos.

Es claro que nuestro sistema democrático requiere de prontos ajustes, mostrar sus mejores virtudes, combatirle sus peores defectos; más por cuanto el ciudadano confunde sistema democrático con el gobierno que en él sustenta y le atribuyen los problemas de éste, que es el encargado de crear las condiciones necesarias para la gobernabilidad del país. De otra parte, tenemos unos partidos políticos más dedicados a sus intereses cortoplacistas, que a afrontar los problemas nacionales y proponer las soluciones que los mismos requieren; razón por la que los partidos de gobierno deban comprender que gobernar implica escuchar a la oposición, las otras opiniones, que no toda crítica está impregnada de mala leche, sino que muchas veces son puntos de vista interesantes que valen la pena tener en cuenta.

Importa que el gobierno no pierda la credibilidad, debiendo cuidarse de no prometer lo que no podrá cumplir, especialmente por cuanto los medios de difusión estarán siempre a la caza de lo que juzgan les sirve para hacer noticia, relegando la información que deben suministrar a la gente sobre los temas de interés general que tiene derecho a conocer, cayéndose en lo anecdótico que sobrepasa la discusión seria, reemplazando los escándalos las noticias de fondo que pasan a segundos planos. El gobierno debe encaminarse a la realización de objetivos que no necesariamente son inmediatos y muchos de los cuales requieren de tiempos propicios, sin olvidar que el sistema democrático tiene sus propias reglas que deben ser respetadas, aunque incomoden a quienes ejercen las funciones de poder, quiénes a su vez, deben dar ejemplo cumpliéndolas y haciéndolas cumplir.

Importa igualmente, que los partidos políticos de oposición de haberlos, deben prepararse para ser alternativa de gobierno, ya que normalmente se quedan solo en la crítica y olvidan exponer las propuestas de programas que el país necesita para compararlas con las acciones del gobierno de turno; además, no practican la democracia interna ni se modernizan para apuntar a ganar la aceptación que pierden y la ciudadanía no encuentra en ellos la alternativa de gobierno que buscan, particularmente los jóvenes, quienes desconfían de ellos, de la política, de los gobiernos de turno y ven poco o ningún futuro en el país, vive desalentada, lo que la conduce a desinteresarse de lo que ocurre en la propia realidad. Triste es también que la televisión y demás otros medios de difusión vengan desplazando a los partidos políticos como conductores de opinión, que cada vez más ceden su función de canalizadores y orientadores de la opinión pública, permitiendo que sean los medios loa que marquen el día a día político.

Debe atenderse a la población que pide más austeridad en el gasto público, mejor asignación de recursos presupuestales privilegiando salud, educación, economía, inversión social y seguridad ciudadana, superior administración de justicia, disminuir los niveles de pobreza y mayor empleabilidad, a fin de superar el pesimismo con que ven el porvenir.

*Rubén Darío Ceballos. rubenceballos56@gmail.com Jurista

¿Cómo le pareció el artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Por editor