HABANERA

Nov 30, 2020

JOSÉ LUIS DÍAZ-GRANADOS

¿Dónde estoy? / Yo despierto y no encuentro mis cosas. / ¿He perdido las llaves
que me inducen al vuelo? / No me encuentro en mis libros / ni veo mi propio espejo / ni la dolida mesa / de los papeles ciegos, / ni las voces de siempre / ni mis zumos terrestres. /
No me palpo a mí mismo, / pero tampoco he muerto. / No encuentro mis fantasmas / ni veo mi geografía. / Solo capturo ahora / avenidas inéditas / y una calle sin rumbo / por donde yo me pierdo / sin mis ángeles vivos. / Yo despierto y me duele / el rapto de mis sueños.La Habana, marzo del 2000

JÚBILO

JOSÉ LUIS DÍAZ-GRANADOS

No faltarán palabras para cantar el júbilo, / siempre tendré un murmullo. / Para abrir el silencio, / para herir la clausura de la noche / siempre tendré en mis labios un balbuceo, / un canto, una balada, / nunca un eco que roce mi boca o mi destino. /Nunca vendré de nadie para alabar tu cáscara, / sobrarán los instantes para besarte íntegra. / No faltarán las sonrisas / ni goces en las ceremonias improvisadas. / Todo se hará a su tiempo y será pronto. / Ahora abandonémonos a este ocio invisible.

LA FIESTA PERPETUA

JOSÉ LUIS DÍAZ-GRANADOS

Mi historia está llena de silbidos y dédalos, / de voces y de veces, de jodidas preguntas, / de estaciones narradas para un inventario / de cicatrices y de resonancias. / Mi historia es una casa que envejece / con sus recintos intactos. Mi historia / es un cuerpo que habita entre estupores / y una boca que incendia las palabras / cuando bebe el amor. Mi historia debe ser / un banquete, una historia perpetua / donde conviven el duende y el disturbio

Por admin