JOSÉ MANUEL HERRERA VILLA

Por: José Manuel Herrera Villa*

Uno de los grandes errores de productos y negocios es no revestirlos de valor agregado, así como no resaltar la calidad de lo que se ofrece, lo que ayuda a mantener cautivos a los clientes respecto de la marca, además que garantiza que producto y negocio sigan desarrollándose a pasos firmes. no hacerlo, puede resultar muy costoso, ya que el cliente evalúa y compara las percepciones que tiene de diversos productos y servicios. el valor agregado nace a partir de la observación de los clientes, y permite satisfacer, y en varios casos, superar las expectativas que tienen los consumidores con respecto a los productos o servicios que se ofrecen, de ahí que importante sea implantarlo e implementarlo, a afecto de facilitar relaciones a largo plazo con los clientes, quienes se encargarán de recomendar las bondades de lo que adquieren.

Debe tenerse en cuenta siempre que quienes compran son cada vez más exigentes debido a la extensa oferta de productos y servicios a la que tienen acceso de manera presencial y digital, por lo cual, es primordial desarrollar una serie de beneficios que capten su atención y haga que tengan en mente una relación positiva precio-valor de aquello que adquieren, lo que se va a traducir en superiores ingresos. Quien compra esperan un extra, un plus, por aquello que adquieren. Y si bien generar entre ellos una adecuada percepción de los productos que se ofrecen no es tarea fácil, pero es necesaria hacerla, lo que redundará en propio beneficio.

Las empresas deben tener muy bien definido, de forma clara y precisa, el segmento del mercado al que desean dirigirse, y conocer las necesidades de sus clientes para crear planes que las satisfagan y para que puedan conseguir una ventaja competitiva frente a su competencia. De esta manera, será más sencillo que logren posicionarse como líderes en el ramo en el que se encuentren inmersas, y en lo que elemento clave para dar valor agregado es la innovación, especialmente por cuanto cada vez más productos están buscando alternativas para conseguir la preferencia de los compradores, lo que debe obligar a que el valor agregado sea un tema que debe volverse común en la procura de mayores dividendos, por lo que hay que darle debida importancia, so pena de quedar por fuera del mercado. Generar un plan estratégico que esto aborde, va a hacer que los productos incrementen su su valor comercial ante la competencia y las utilidades se potencien.

Es error que puede decirse se comete mucho en nuestras regiones y país en general, particularmente cuando de exportaciones se trata, cuando principal objetivo debe ser producir de manera completa, siendo urgente que se apresuren procesos para adelantar temas comerciales y poder vender los productos con su valor agregado, en lo que interesan mejores gestores y gerentes que se apersonen en velar por ello para alcanzar buenas facturaciones de nuestros productos nacionales en el exterior, ya que muchos productos nos aventajan por estar aún empecinados nosotros en vender naturaleza sin valores agregados. 

*jomahevi@gmail.com  Profesional en Administración y Finanzas. Especializado en Auditoría Integral y en Formulación y Evaluación de Proyectos de Desarrollo.

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.