El Cesar comenzó a administrar las primeras vacunas contra el covid-19. La primera persona en recibir la dosis fue la enfermera Hovalniz Molina Suárez, quien animó a todos a “confiar en Dios, llenarse de esperanza y romper las barreras del miedo” frente a este proceso“. Ha existido terrorismo en torno a esta vacuna, por ello me preparé psicológicamente, solo experimenté un leve dolor, no he tenido efectos adversos. Estoy llena de esperanza”, afirmó este viernes, muy emocionada la trabajadora de la salud.

Frente a la atención de pacientes con coronavirus, señala que su experiencia ha resultado muy fuerte. En medio de este capítulo ha visto sobrevivir a muchos, pero, también ha afrontado momentos difíciles con quienes han perdido la batalla.

El lote  de vacunas que llegó a la capital del Cesar el pasado jueves es de 1.050, de las cuales se aplicaron este fin de semana  54 para el personal de primera línea que trabaja en el Hospital Rosario Pumarejo de López de Valledupar.

En la próxima semana se espera el envío de nuevas dosis, las cuales serán distribuidas en dos IPS, entre ellas Clínica Alta Complejidad del Caribe por la red privada y el Hospital Rosario Pumarejo de López por la red pública.

Estas entidades que fueron escogidas según por tener el mayor número de camas UCI, la importancia regional que tienen en el territorio, además, porque cumplen con los lineamientos del Plan Nacional de Vacunación para prestadores.

“En esta pandemia hemos tenido muchas dificultades y no ha sido fácil conseguir los elementos de bioseguridad, ahora la situación para adquirir estas vacunas ha sido muy compleja”, afirmó el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo.

Por: Iván Meneses

Periodista.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *