Ec. Esp. Omar Escobar

Colombia, su patria querida, es un país lleno de expertos, doctos en el área que Ud menos se imagina…el problema es que tanta sabiduría esta encriptada en una oficina… por fortuna la buena voluntad, es característico de los altos asesores: ex ministros de hacienda, ex candidatos presidenciales, académicos y analistas económicos ayudan a tan prestigioso presidente. No me parece extraño que en tan distinguida comitiva, no estuviera un representante de las clases menos favorecidas…por los pasillos, solo se miró a Juan Carlos Echeverry, Juan Camilo Restrepo, Mauricio Cárdenas, Óscar Iván Zuluaga… hasta Tomasito Uribe…El intelectualismo representado en Marcela Eslava, Luis Jorge Garay, Fernando Jaramillo y Alberto Bernal… ah, no podía faltar la ANDI y el Consejo Gremial Nacional…si, así es; un sequito del rey al servicio de las familias más pobres de Colombia…Según Bernal, la reforma solo quería salvar a Colombia…mediante los subsidios; fórmula Chavista, criticada cuando se trata de economías socialistas, y dizque garantizar la universidad gratis para los estratos 1,2, y 3…cuando jamás han presentado un plan de ampliación de infraestructura universitaria y lo más importante, el cambio cualitativo de la educación… que no tienen idea para donde enfocarla. Baya receta: sacar de la pobreza, aumentando el consumo subsidiado?; en una sociedad donde la calidad de la educación, no se ha mejorado y sigue como hace 100 años, mientras que países emergentes, hicieron una “revolución” en educación, antes que botar el dinero en subsidios para ganar las próximas elecciones. Es una lástima que los asesores económicos no piensen desde una perspectiva económica a largo plazo sino como políticos oportunistas de corto plazo…para salvar la coyuntura.

Los honorables asesores, académicos y/o intelectuales, baratos de pensamiento pero caros en términos de honorarios, coincidieron en volver a atacar, introduciendo pinceladas y frases de cajón como “los que más tienen son los que más deben aportar”.(Carrasquilla 2020), cuando deberían examinar la carga laboral y pensional de una nómina por demás ineficiente, inequitativa y por ende injusta con quienes tributamos…claro que para el excelentísimo Bernal “tan solo 2,5% de las personas naturales en Colombia paga algo de impuesto de renta y el 97,5% de la gente no contribuye con nada desde el punto de vista de la renta”…verdad a medias…fuera de contexto, pues a través del IVA e impuesto de renta se pretendía financiar el 90% de la reforma y el 10% era aportado por personas jurídicas, así las cosas, la población colombiana siempre carga con todo el peso de las reformas tributarias.

Con este tipo de asesores y personajes, jamás se hará una revisión de fondo del presupuesto nacional, jamás tocaran a los verdaderos causantes del déficit, puesto que muchos de ellos derivan sus ingresos de la contratación con el Estado, y es mejor dejar las cosas como están……ahora súmele los gastos del resto de las instituciones en las tres ramas…jamás revisaran las escalas salariales de los altos cargos de congresistas, jueces, fuerzas militares, son sueldos y honorarios que no solo desgastan el presupuesto hoy sino en el futuro, pues la carga prestacional, la burocracia improductiva, los sobrecostos en la contratación, los subsidios y prerrogativas sindicales, las demandas al Estado, entre otras… aumentan el déficit todos los días… está probado que la democracia ha permitido funcionarios ineficientes… el país no requiere de un mandatario sino de un sistema con autoridad para una economía sana y productiva.

Por admin