Por: Saúl Alfonso Herrera Henríquez*

Importaría camino a hacer del Magdalena un departamento acogedor en la más de sus formas, que nuestros burgomaestres todos, se propongan aportar en dirección a que sean sus municipios unidades territoriales gratas, abiertas, placenteras, hospitalarias, para que nunca permanezcan vacías, lo que llama a que se generen redes de pueblos que tengan como objetivo la promoción de un Magdalena como un destino óptimo para el turismo, la recreación y el esparcimiento, el desarrollo, el progreso, el emprendimiento y demás otras posibilidades de crecimiento, en lo que importa garantizar las condiciones necesarias y favorecedoras para que las personas que lo deseen desarrollen en ellos diversas actividades, ya sea en períodos cortos, medianos o largos, y así contribuyan a dinamizar en mejor manera nuestros municipios.

Sería esta sin duda una iniciativa extraordinaria, una razón de ser que serviría de contera, para desmontar el decir con que se ha etiquetado a nuestros municipios en todas las ocasiones, respecto que en ellos nunca pasa nada, que son territorios vacíos, sin atractivos, lo que injusta e injustificadamente ha jugado en contra de ellos y en contra de todo lo que significa la vida cotidiana en estos territorios.

Iniciativa importante esta, qué de llevarse a cabo, de materializarse, de consolidarse, además de posicionar a los municipios en sus bondades, nos mostraría su capital social contenido en talentos individuales como colectivos. Concepto este de capital social, que encierra ideas relacionadas con la capacidad de los actores sociales de establecer redes, alianzas, sinergias y colaboraciones para emprender proyectos que sobrepasen los intereses particulares y tengan un alcance societario; habilidades, productividad y competencias que los harían mayormente sostenibles, impulsarían en importante medida los procesos de desarrollo en lo urbano y lo rural, las comunicaciones, sus características se auscultarían, mismas que al quedar a la vista de todos se explotarían en su general beneficio, aspectos que sumados son clave indiscutiblemente para crear emprendimientos en toda su geografía en distintos espacios y áreas.

Es adentrarse en estas consideraciones con manifiesto entusiasmo y demostradas ganas de hacer las cosas bien; y si bien hay que reconocer que esta iniciativa no va a ser el remedio definitivo para resolver los problemas de cada municipio, podría, sin embargo, cambiar en parte el destino de ellos, los municipios, y hablarse de un antes y un después en la mirada hacia el mundo municipal del departamento del Magdalena.

Se trata de sumar nuevas iniciativas, cuantas más, mejor. Hacerlas desde luego con una gran visión, con perspectiva comunitaria, contar con la participación activa de las personas que conforman el municipio, con un enfoque de sinergia, con el establecimiento de alianzas entre los distintos actores, fuerzas vivas y asociaciones municipales, en el entendido que una visión municipal supra y ampliada en la ejecución de proyectos de desarrollo, es a todas luces fundamental. saulherrera.h@gmail.com *Abogado. Especializado en Gestión Pública. Derecho Administrativo y Contractual

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *