Por: tefypop

El departamento de Nariño es por todos sus puntos cardinales, tierra de volcanes activos.  Limitando con el Ecuador está el volcán Cerro Negro muy cerca del volcán Chiles, que se distingue por su gran belleza, se lo conoce como el Gran Chaitán o Azufral a 4.070 m.s.n.m.

Estos atractivos naturales despiertan el interés de los caminantes propios y extraños  porque es adentrarse en las entrañas de estos colosos activos.  Doce horas dura el viaje, saliendo de Pasto por la via Panamericana, hay un recorrido de 72 kilómetros hasta la ciudad de Túquerres que es la altiplanicie más alta de Colombia, se pasa por Yacuanquer, lugar donde fue fundada la ciudad de Pasto por primera vez antes de ser trasladada al Valle de Atriz.  Continuando el recorrido se llega a la población de Tangua, sigue el descenso hasta el Rio Guaítara llegando a El Pedregal, zona de agradable clima, sitio de veraneo.   De allí en adelante se convierte todo en ascenso hasta llegar a la cima deseada.

En este recorrido se puede admirar la belleza del Cañón de Chirristés.  La ciudad de Túquerres, capital del municipio que lleva su nombre es un importante productor de ganado, leche y papa.  De Túquerres al Cerro Negro hay doce kilómetros los cuales se recorrer en vehículo hasta llegar a una cabaña donde los guardabosques registran la llegada de los visitantes.  Esta zona es, en época de invierno, de intenso frio ya que es un páramo, además por las condiciones climáticas es un sitio lleno de silencio y majestuosidad.

El área natural tiene una extensión de 6.000 hectáreas, cuyo volcán registra alguna actividad sísmica y fumarólica, de donde se obtienen grandes masas de azufre.  En el recorrido de ascenso, entre el páramo se puede apreciar la flora característica de un lugar frio y alto y el humedal que posee, gotea permanentemente agua hacia el camino formando pequeños pozos de agua natural.  Al llegar a la cima del volcán el visitante se puede maravillar descubriendo el cráter de unos 3 kilómetros de diámetro, en cuyo interior está la laguna que representa el gran tesoro de la montaña de fuego, la Laguna Verde cuya extraordinaria belleza se encuentra coronada por una serie de montañas dentadas que albergan el agua verde esmeralda de temperatura diversa, donde se encuentran 476 especies de flora y 10 de fauna que aportan al lugar vida y belleza.

Esta maravilla natural se sale de los parámetros tradicionales de belleza, ya que se descubre un nuevo contraste de colores entre el café oscuro de la vegetación que se adhiere a las montañas, el verde intenso del agua, el amarillo del azufre y el azul del cielo (en verano) o el gris en el invierno.

Al final, de doce horas exactas de recorrido se llega nuevamente a Túquerres y al punto de partida, la ciudad de Pasto.

Por admin

3 comentarios en «CAMINO A LA LAGUNA VERDE»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *