Economista Omar Escobar

Por: Omar Escobar – Economista

Se dice que la cultura de masas comenzó a tener en cuenta a los integrantes de la sociedad como “consumidores” pues antes de la revolución francesa la sociedad en su totalidad no era tenida en consideración. La cultura de masas hace referencia a un concepto utilizado en publicidad y marketing en relación al comportamiento del consumidor, sus costumbres y tradiciones. Tiempo atrás los consumidores eran considerados como simples receptores de los estímulos enunciados por las marcas predominantes que eran difundidos por los medios tradicionales de comunicación.

Gracias a la cultura de masas, el capitalismo alcanzó su mayor éxito en el siglo XX, sin olvidar que después de la Revolución Francesa, la clase burguesa también alcanzo el reconocimiento por el cual había luchado y en consecuencia, comenzaron a comercializar en masa sus productos y servicios. Sin embargo no fue hasta mediados del siglo pasado que se empezó a utilizar este concepto como un término íntimamente relacionado con el consumismo. Por tanto, la cultura de masas o la sociedad del consumo, tiene como base principal la cultura comercial ligada al marketing.

Desde la psicología social, la cultura de masas modificó la conducta humana, el comportamiento social, es decir, moldear la psiquis mediante la persuasión según lo deseen las empresas o los ideólogos políticos…es también conocida como la alineación de la sociedad al capitalismo. Y son los medios de comunicación, los instrumentos masificadores para posicionar en el mercado, productos, servicios e ideologías.

La alineación en lo ideológico ha conllevado a crear sociedades ortodoxas, con  un acentuado y peligroso fervor religioso, nacionalista, patriota que deriva en fanatismo, imposición y dominación. Su narcisismo, se traduce en odio a quien piensa distinto. Permitiendo que la objetividad sucumbe frente a la ideología subjetiva -. Son individuos Recios, Reacios, Rigurosos, por ello su tendencia a la imposición violenta de su pensamiento que aparenta ser racional, pero están llenos de prejuicios de todo tipo, por ello, sus opiniones son sesgadas. Al final, denigran, engañan, manipulan y reaccionan de manera violenta. He aquí, la fuente del nacionalismo chauvinista, machista patriotero y xenófobo de la élite y sus fieles seguidores, quienes imitan, a sus victimarios.

En fin, las masas también hacen parte de la cultura, – de allí su nombre – que ha permitido la producción en masa gracias al bajo costo de la fabricación contribuyendo a mejorar la vida bajo el capitalismo. Así como los medios de comunicación alinean el pensamiento social, también hace posible que la población se informesobre su contexto socio-político, siendo un deber del ciudadano ejercer su independencia-si es que la tiene y la quiere utilizar.

¿Cómo le pareció el artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *