Por: Francisco Javier Vásquez Atencio*

Trascender, es empezar a ser conocida una cosa que estaba oculta, hacer sentir sus efectos o tener consecuencias una cosa en lugar o medio distinto de aquel en que se produce. Ir más allá, atravesar un límite que separa pasado de futuro. La trascendencia es el puente de las personas, las empresas y los países entre la sobrevivencia y la transformación. Tiene sus raíces más profundas en la motivación humana. Para Maslow, es la necesidad vital de crear algo que perdure más allá de uno, de extender positivamente los efectos de nuestras acciones a otros.

La trascendencia se da en todos los órdenes, estadios, escenarios, niveles y debe tratarse estratégicamente como un propósito superior y gran sentido; toda vez que ayuda a tomar conciencia de las propias capacidades, hallar nuevas oportunidades, satisfacer objetivos más altos en el ser humano, hacer que nos sintamos parte de causas mayor y mejores; de ahí que sea factible trascender de muchas maneras, tales como sirviendo a los demás, ayudándolos, creando, innovando, desde la responsabilidad social o solucionando problemas de la sociedad.

Trascendemos solidarizándonos como voluntarios en emergencias como la actual, aportando iniciativas para compartir, para intercambiar conocimiento y experiencias, entregando nuestro tiempo, prestando asesorías y consultorías desde nuestra esencia, ser, hacer, quehacer, saber y entender, como formas y maneras mejores de contribuir a reactivaciones en lo local, municipal, departamental, regional o nacionalmente hablando. Es participar en medio de todo con propuestas propias, innovadoras, de gran impacto, para reactivar la economía, así como para promover el emprendimiento y la innovación.

Aportar desde lo nuestro en y para generar nueva riqueza, impactar el Producto Interno Bruto, definir iniciativas, reinventarse, proponer grandes oportunidades de negocios enfocadas en territorios, salud, energía, alimentación y agricultura que de consuno u mancomunadamente bien y mejor podríamos aprovechar, siendo vital en tal proceso seleccionar las propuestas, hacerlas acompañar para su implantación e implementación, hacernos competitivos y sustentables.

Referir, apoyar y seguir el ejemplo de iniciativas que obren como referentes que inspiren y muestren caminos ciertos para crecer y trascender en todos los momentos que debemos convertir en adecuados. Trascender por sí mismo, es importante, pero en crisis como la actual, además de ser bálsamo de bendición, es faro de luz inmarcesible. La trascendencia, se ha dicho y dice,es el valor de lo importante que requiere cuidado y atención porque prevalecerá a otras áreas o a través del tiempo. Es saber que llegará algo o haremos algo que traerá consecuencias para siempre, que marcará el rumbo de nuestra vida, donde hay muchas cosas que trascienden tiempo, distancia y adversidades, lo que hace que importe saber que nuestras decisiones son trascendentes para decidir bien y saber qué lo que hacemos hoy será lo que causará nuestro mañana.

E.Mail.: francisco.vasquez.atencio75@gmail,com

Por admin