Por: Uriel Ortiz< Soto (*)

No existen batallas perdidas, ni tampoco poder humano que las detengan para continuar adelante, cuando se tiene plena disposición de hacerlo.

Considero que el gobierno del presidente Duque y la vicepresidente Marta Lucía Ramírez, están siendo lo suficientemente claros, para otorgar rebaja de intereses, con líneas de crédito lo suficiente4mente blandas y hasta condonación de deudas, cuando se justifique; para que los colombianos emprendedores salgan adelante.

 La meta en el 2021, debe ser el renacer laboral y empresarial; quienes entraron en crisis producto de la pandemia, tienen la oportunidad para restablecerse, laboral, empresarialmente y económicamente.  

Durante el año que acaba de terminar, fueron millones los empleos que se perdieron y miles las empresas que cerraron en virtud del covid 19, sin embargo, en todo este conglomerado cesante, queda un cúmulo de experiencias para ser puestas en práctica.

Como los colombianos somos echados para delante, de gran visión, innovadores y de iniciativas, la meta del 2021 debe ser la recuperación de los empleos perdidos y empresas cerradas, como consecuencia de la pandemia covid 19, que gracias a las políticas del actual gobierno, están en vía de recuperación.    

Las adversidades, muchas veces son el comienzo para el nacimiento de una nueva empresa, que se consolida con las experiencias del pasado.

Construir sobre escombros, da la posibilidad de hacerlo, con mejor conocimiento de causa, seleccionando muy bien, los factores de desarrollo y de emprendimiento, frente al recurso humano que nos rodea, para cada caso en particular. 

Teniendo en cuenta, las adversidades que se han presentado en millones de casos, -empresariales y personales-, es importante detenernos, a analizar las causas y los efectos previsibles y no previsibles, que nos cogieron de sorpresa, y que en el 2021, tendremos que convivir con la pandemia del Covid 19, pero, ya con pleno conocimiento de causa y con la visión gubernamental de salir adelante.

Si bien el 2020, fue año de serios trastornos en lo personal y empresarial, debemos tener en cuenta que el 2021, no obstante, los adelantos que ha hecho el gobierno para negociar la vacuna gratis para todos los colombianos;  debemos ser innovadores, puesto que sobre los rezagos, que han quedado en miles y miles de casos personales y empresariales, no dejan de ser una lección, que nos ayudará a ser innovadores y a promover proyectos productivos.

Desde la óptica de comunidad y desarrollo, propongo que los diferentes sectores sociales y empresariales, que se afectaron con la pandemia del covid 19 en el, 2020, se conformen como fundación con el nombre de: renacer; esto con el fin de permitir que varias personas o empresas, que han sido víctimas de la recesión, se identifiquen con los mismo propósitos para que unificadamente busquen soluciones.  

Cuando varias personas o empresas fracasan y han sido afines en sus proyectos productivos y de comercialización, es muy importante, buscar cuales son los factores que más los unen; esto con el fin de buscar salidas, que les permita unificarse con sus criterios: personales, empresariales y de manejo.

Aunque todo esto parezca un despropósito, siempre habrá una o varias razones que lo justifique y permita unificarlos con un solo criterio empresarial con el fin de salir adelante.  

Es apenas innegable que frente a la crisis empresarial y personal, ocurrida en el 2020, debe primar la unidad de criterio, acompañado de dos factores fundamentales: el recurso humano y el recurso natural, los cuales deben complementarse bajo una sola unidad, con aportes proporcionales de acuerdo a la valoración hecha por los organismos competentes.

Estamos empezando el 2021 y el año estrictamente laboral y empresarial, apenas está por empezar, por lo tanto, sería  procedente que los gobiernos: nacional, regionales y municipales, se dieran a la tarea de censar a las personas y empresas, con el fin de levantarles los coeficientes sociales de desarrollo y de conformidad a estos propósitos vincularlos a alguna actividad productiva.

No es procedente sacar conclusiones de cuáles son los sectores más afectados por la pandemia, pero de lo que sí estamos seguros, es que son millones las personas que desearían mercadear laboralmente sus conocimientos adquiridos y de esta forma contribuir a la reactivación empresarial de nuestro País.

Lamentablemente, sobre lo que nos dejó la pandemia en el 2020, mucho se ha hablado, pero hasta ahora a ninguna autoridad, se le ha ocurrido levantar un inventario personalizado y empresarial, con el fin de sacar el diagnóstico social de lo que dejó la pandemia covid 19 en el2020, con el fin de aplicar los correctivos necesarios y no ir a incurrir en los mismos errores en el 2021.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *