JOSÉ MANUEL HERRERA VILLA

Por: José Manuel Herrera Villa*

Cierto y demostrado está hoy, que no contamos ya en el país con las mismas estructuras políticas que antaño manejaron el poder político y demás otros poderes, como a todos consta. Entramos en lo que se ha denominado una nueva era, de la que se aspira y espera, sea, contra muchos pronósticos adversos, no la de corte demagogo, autoritario, dudosa, populista, gaseosa, contradictoria, ni la mar de incertidumbre que algunos anuncian con bombos y platillos, sino ponderada, coherente, pensada, aterrizada, donde se pensará con elevado espíritu en los intereses superiores de la patria y sus asociados.

Se dice por su conductor máximo que será la era de los grandes acuerdos y las grandes reconciliaciones nacionales, de la confianza ciudadana, de la convivencia, de sanar las heridas, a sabiendas no obstante que será un camino largo y difícil, para lo que se requerirá en manera importante y urgente de una sólida y manifiesta capacidad de liderazgo. Respetar respetando a cabalidad el sistema institucional soportado en la vigencia del Estado de Derecho. Un manejo económico responsable. Cero improvisaciones.

Mantener la confianza y el respeto de la inversión extranjera y la iniciativa privada de los agentes de la producción y el comercio nacional, para consolidar los halagueños altos índices de crecimiento económico que se nos darán según la referencia de expertos en la materia universalmente reconocidos y los más calificados organismos internacionales del área. Respetar las libertades de expresión, información, prensa, comunicación, difusión, pensamiento, acción, asociación y empresa, al igual que el ahorro privado. Adelantar las reformas estructurales de fondo, que necesitamos; así como muchas otras realidades que desde siempre han sido aplazadas en lo fundamental.

Sabemos que se han cometido como país muchos errores políticos que en varios momentos han sufrido los estragos acumulados de los disparates surtidos; pero queda en manos del país nacional la defensa de su dignidad y su democracia en libertades; de ahí que como ciudadanos nos corresponda, para así ganar todos, vigilar para que no se cometan más arbitrariedades en detrimento colectivo que ojalá nuestra generación vea traducidas en relevantes como positivas consolidaciones.

José Manuel Herrera Villa jomahevi@gmail.com Profesional en Administración y Finanzas. Especializado en Auditoría Integral. Formulación y Evaluación de Proyectos de Desarrollo

¿Cómo le pareció el artículo?
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.