Economista Omar Escobar

Por: Ec. Esp. Omar Escobar

Tenía la convicción que los medios de comunicación tienen la responsabilidad de formar ciudadanos críticos con capacidad de entender y trasformar la realidad, pero en tiempos de crisis, muchos medios, explotan y dirigen las pasiones humanas hacia objetivos estratégicos. En ese orden la libertad de información debe ser cuestionada y los dueños de dichos medios, nos deben una explicación.  

La guerra tiene como hermana a la desinformación, la difamación a fin de masificar el pensamiento para orientarlo a salvaguardar y justificar las acciones militares violentas. Un ejemplo: a casi un mes de conflicto en Ucrania, hay 2.5 millones de refugiados, más de 2.000 civiles ucranianos muertos según cifras oficiales de Ucrania (DSNS) y según la oficina de derechos humanos de la ONU, hasta el 8 de marzo van 470. Según Ucrania, se han dado de baja a 12.000 soldados rusos, pero según la oficina militar del Pentágono la cifra está entre 2.000 a 4.000 soldados. Si contrastamos con las cifras del ministerio de defensa ruso, éste afirma contar con 498 soldados rusos muertos hasta el 2 de marzo, 2.800 militares ucranianos dados de baja y 3.700 personas heridas en el marco del conflicto. ¿A quién Creer? Otros medios, han comparado a Putin con Hitler, como cuando los enemigos de Trump decía que éste estaba loco… en fin, la otra pregunta es: ¿Qué o quienes manejan la información? Responder a estas preguntas, tal vez nos lleve a conocer a quien favorece el conflicto

En tiempos de guerra, la información emitida por los monopolios de la comunicación esta enfocada a destruir la imagen de cualquier país, gobierno o líder. Es bastante preocupante que en posguerra fría aún se trate de estigmatizar y señalar a determinados sujetos como comunistas, a tal punto de degradar el concepto como tal. Se impone una doctrina de dominación del pensamiento que justifica la guerra… perdón “la intervención militar para salvaguardar la libertad” … este juego de palabras nos ha llevado a posiciones tibias y de falsa moral a favor de la guerra.

Taimados son los medios de comunicación occidentales, cuando EEUU invadió a Irak, Libia, Siria. La CNN, difundió extensos reportajes sobre el peligro del armamento nuclear de Irak, que al final fue una gran mentira. Resulta preocupante que, en época de guerra, los medios de información tengan como prioridad, preparar las condiciones ideológicas para apoyar disimulados golpes de estado a los gobiernos democráticos, como sucedió con el mismo expresidente Víktor Yanukóvich de Ucrania. Algunos noticieros, entrevistan a personajes quienes transmiten odio y mentiras para despertar y alentar los sentimientos más pasionales y primarios…por ello, los entrevistados, más que expertos, son de su misma línea ideológica. Por ejemplo, los medios de comunicación colombiano no han parado de trasmitir, desde hace varios años, noticias sobre Venezuela que buscan crear las condiciones ideológicas para justificar la injerencia y el intervencionismo de los EE.UU sobre este pueblo, sin importar las consecuencias. La estrategia maquiavélica consiste en deteriorar la imagen del mandatario calificándolo de dictador, violador…etc. a través de los medios. Luego se aplica un fuerte bloqueo económico y financiero que genera inestabilidad política y social, declaran la crisis humanitaria, nombran presidente interino como hicieron en Siria, llega la ayuda humanitaria y tras de ésta la invasión militar para quedarse con el control del país: Irak, Libia y Kuwait, son un buen ejemplo.

Si algunos periodistas y medios de comunicación optan por la imparcialidad, lo más seguro es la censura, lo cual induce que muchos medios, opten por la defensa de un régimen o simplemente desaparezcan del mapa. En el contexto de la invasión a Ucrania, tanto en occidente como en Rusia, se dio el cierre de importantes medios como RT América, Telesur, Ahí les va, Nastoyashchee Vremya. Se quedan al aire, noticieros que despiertan la indignación del pueblo que es el único perdedor al exponer su vida, mientras que los círculos de poder se disputan el mundo, con ayuda de algunos medios masivos de comunicación.


*Omar Alirio Escobar. Economista con Maestría en dirección y gestión de centros educativos y Especialista en Gestión de proyectos. Docente universitario, ensayista e investigador en varias universidades del país.

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.