En el corregimiento de Zapatosa, Cesar hace cuatro años una serpiente acúatica picó en la pierna derecha al niño Freidis Antonio Beleño Sánchez, cuando se divertía dandose um baño con unos amigos suyos en un Jaguey, en el mencionado corregimiento.

El menor fué trasladado de urgencias al hospital del municipio de Pailitas, y de ahí lo remitieron al hospital del támbien municipio de Aguachica. De este último los médicos decidieron remitirlo a la clínica Simón Bolívar en la ciudad de Valledupar. Y dias despúes remiten al jóven a la clínica Laura Daniela en la misma ciudad, en dónde permaneció un mes en observación médica.

De ese centro asistencial a la madre de Freidis Antonio, la señora Enith Sánchez Camacho le notificaron que tenía que ser trasladado a un hospítal en la capítal de país, en dónde los médicos tomaron la decisión de imputarle su extremidad derecha.

Según nos manifestó vía telefónica la señora Enith Sánchez, a su hijo NO era necesario amputarle su pierna, porque en la clínica Simón Bolívar los médicos les dijeron que no era grave la mordedura del animal como para perder su pierna, pero que si era necesario remitirlo a un centro asistencial de alta compligidad, como lo es la clinica Laura Daniela. Nos manifiesta también la madre del jóven de 12 años, que en esa clínica hubo NEGLIGENCIA MÉDICA.

Fleidis Antonio Beleño a pesar de su limitación física no se rinde y seguirá luchando por alcanzar su gran sueño: Ser un excelente atléta. Desde antes de su incidente participaba en eventos deportivos que se realizaban en el colegio Aníbal Martínez Zuleta, en donde el próximo año cursará el cuarto grado de bachiller de su natal Zapatosa.

La señora Enith Sánchez Camacho le hace una invitación a la gobernación del Cesar, al alcalde del municipio de Tamalameque, al gobierno nacional y a la secretaria de deporte del Cesar, para que le brinden apoyo y ayuden a Freidis Antonio a cumplir su sueño de pertenecer a una escuela de atlétismo y así llégar a ser un gran atléta.

Todas las mañanas antes de calentar el Sol, y en horas de la tarde cuando el Sol se oculta, Freidis sale en compañía de su madre y de sus amigos más cercanos a la sabana de Zapatosa para prácticar su deporte favorito, el Atlétismo.

“Con este caso nos damos cuenta que la única limitación que los hombres tenemos, está en la mente”.

Por: Iván Meneses.

¿Cómo le pareció el artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.