Con un comunicado a autoridades nacionales e internacionales, gremios de profesionales y defensores de la historia y cultura del Municipio de Marmato se han pronunciado sobre las medidas tomadas por  sus autoridades , el cual se sintetiza en los siguiente.

Entre el viernes 25 de septiembre se han presentado fracturas en los pisos y terrenos, grietas en los muros de las edificaciones y deslizamiento de los mismos, hundimientos de suelo, y socavamiento de la base de edificaciones, como se aprecia en las fotografías anexas, que ponen en alto riesgo las antiguas estructuras que componen la antigua Plaza Principal de Marmato. Esta situación ha motivado la reubicación de la asociación de joyeros y la toma de medidas de máxima precaución desde el sector donde está ubicada la Biblioteca Municipal hasta el lugar conocido como El Muro.

Como se observa, estas afectaciones indican que hay un alto riesgo de hundimiento en La Plaza, que las minas que se están explotando debajo, dentro y al lado de ella están dejando sin soporte este importante sector del Municipio.Por lo cual recomiendan que se suspenda la actividad minera en el sector de La Plaza, que ha sido tolerada por los gobiernos municipal y nacional. Explotadores de minería oriundos de la región se han adueñado del sector y han establecido un montaje minero de grandes dimensiones y se han apropiado del Edificio de Minas, que es un edificio público y monumental, convirtiéndolo en taller, almacén y bodega, lo que le da un peso que también contribuye al hundimiento. Además, han construido un edificio en medio del conjunto arquitectónico patrimonial y recientemente hacen otra construcción al frente del mismo. En el propio marco de La Plaza se ha abierto una mina, que se adentra en la montaña. Los mineros están realizando labores por debajo del casco urbano, pese a haber sido suspendida esta actividad por un tiempo.

En el sector de La Plaza se está realizando una intensa labor minera, consistente en la construcción y ampliación de molinos, reactivación de minas que habían sido suspendidas, apertura de bocaminas, uso de camionetas y vehículos pesados para transportar minerales, paso de retroexcavadoras, todo lo cual está afectando la estabilidad de los terrenos. Hay una responsabilidad de mineros locales, que con irresponsabilidad y llevados por afán de lucro, han hecho del sector de La Plaza su propio campo de actividades.

Desde el momento que se montaron estas minas, los sectores cívicos han manifestado desacuerdo con las obras, sin que las alcaldías pongan remedio, y estas son las consecuencias,  más allá de la responsabilidad de los mineros locales, hay una responsabilidad del Estado, del proyecto de gran minería y de la falta de control de las entidades respectivas.

Marmato es uno de los pueblos más antiguos de Caldas (viene del siglo XVI) y había funcionado desde los años 30 bajo un esquema de dividir la montaña en dos Zona Alta y Zona Baja, y la Zona Alta a su vez dividida en dos sectores: La Plaza y El Atrio. Y siempre bajo la supervisión del Ministerio de Minas. Hasta que llegó una compañía extranjera a realizar un proyecto de minería a cielo abierto en 2005.

El Estado nos dejó sin el sector de La Plaza, que fue declarado en alto riesgo desde 2006 y por tanto la prohibición de hacer obras en él, pese a que CORPOCALDAS había conceptuado que el riesgo era mitigable con la ejecución de unas obras civiles. Esto es lo que facilitó la apropiación particular de ese sector.

El 4 de julio de 2018 el Defensor del Pueblo estuvo en Marmato,  explicaron que  la situación por la que atraviesa el pueblo,  presentaron un escrito el 30 de julio del mismo año, e insistimos el 5 de julio de 2019, sin que a la fecha haya un pronunciamiento

Los firmantes reclaman ser colombianos. Pagar  impuestos  y atención urgente de la Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres de la Gobernación de Caldas, de la Agencia Nacional de Minería, del Ministerio de Cultura, y demás entidades gubernativas, que tienen que ver con la actual emergencia.

 “Solicitamos la urgente atención a la comunidad de Marmato, a fin de que se suspenda la actividad minera alrededor del sector de la Plaza Principal, se tomen las medidas necesarias para la estabilización de los terrenos, se adopten medidas que garanticen el derecho a reconstruir La Plaza y se investigue a los funcionarios responsables”.

Por admin