JOSÉ MANUEL HERRERA VILLA

Por: José Manuel Herrera Villa*

Hace relación funcionar con realizar una persona o cosa la función que le es propia; resultar una persona o cosa de una forma determinada o de la forma que se espera. Organizarnos en grupos es una labor ciudadana a la que debemos dedicarle tiempo, voluntad y compromiso. Los momentos actuales exigen que avancemos en un mismo propósito, el del bien común, a fin de procurar salir de las crisis en cualquier circunstancia. Es estar dispuestos, en condiciones de abandonar las contingencias que fueren, a efecto de no retroceder en la búsqueda de porvenires mejores.

Es evitar nuevos escenarios que nos pongan en riesgo, lo que traduce la necesidad de ser corresponsables, que es aportar a la sociedad nuestro deber civil para que, entre todos, tomemos las medidas mejores que necesario fueren para avanzar y consolidar procesos. Importa que como ciudadanos sedamos eficaces, reflejemos nuestra capacidad, no incurrir en caminos riesgosos y defender con argumentos lo que debemos significar como sociedad. Es convencernos de ser mejores, dialogar siempre, procurar acuerdos y consensos en contexto de fomentar e impulsar una superior convivencia.

Valen en esto todas las positivas acciones adicionales que podamos sumar en individualidad y conjunto, acudir a ritmos crecientes, estar siempre convencidos de la verdad de nuestros aportes camino a respaldarnos socialmente, es analizar nuestras propias realidades, nuestras propias necesidades y actuar en consecuencia. Se impone reforzarnos, evitar complicaciones y ponernos de acuerdo a efecto de seguir equilibrando las actividades diarias que se requieran en esa dirección, en lo que importa en grande medida que se mantenga esa consciencia y se determine y amplíe a toda la comunidad para resolver, solucionar y funcionar mejor en todo sentido y circunstancia.

De cara al porvenir, tenemos que ser conscientes que estamos en momentos que vendrán cambios de suyo relevantes en nuestra forma de llevar a cabo nuevas tareas, afrontar nuevos comportamientos, nuevas realidades, lo cual debe prepararnos en manera suficiente para mejorar en lo colectivo en beneficio de las comunidades a las que pertenecemos; y en lo individual, para que siempre hagamos lo que nos toca en favor de los demás. Así y solo así vamos a obtener los resultados mejores para todos en contexto de una sociedad más justa, que es aquella que otorga las mismas oportunidades para todos.

Lo que se refiere a lo equitativo, lo que implica tener acceso a un desarrollo favorable, en lo que respecta a términos económicos y sociales de ahí que crear una sociedad más justa e inclusiva, tiene que ver con impulsar la participación de todos, especialmente a los más vulnerables, no sólo como beneficiarios sino también como agentes de cambio social, en lo que cabe invertir en estrategias inclusivas de protección social.


*José Manuel Herrera Villa. Profesional en Administración y Finanzas. Especializado en Auditoría Integral y en Formulación y Evaluación de Proyectos de Desarrollo. jomahevi@gmail.com

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.