Periódico El Derecho

La filosofía es conjunto de reflexiones sobre la esencia, las propiedades, las causas y los efectos de las cosas naturales, especialmente sobre el hombre y el universo. Sistema filosófico o conjunto sistemático de los razonamientos expuestos por un pensador. Enmanuel Kant, decía de que es la la ciencia de los fines últimos de la razón humana”. … “La filosofía es la ciencia de los principios y las leyes según las cuales se desenvuelve el conocimiento”. “La filosofía es el sistema de conocimientos filosóficos o de conocimientos racionales por medio de conceptos”.

Esreflexión metodológica que expone el acoplamiento del saber, así como de los límites de la existencia. De acuerdo al origen de su terminología, se puede entender como el amor por la sabiduría. La misma surge como consecuencia del auto cuestionamiento del hombre sobre todo lo que lo rodeaba. Por otro lado, es significativo indicar que esta posee varias ramas entre las que destacan: metafísica, lógica, psicoanálisis, ética, gnoseología, entre otros. Es una ciencia que, de forma cuidadosa y etallada, busca dar respuesta a una variedad de interrogantes. El origen histórico de su definición señala que surge en el siglo VI a.C. en Grecia como resultado de los diferentes cuestionamientos que el hombre comenzó a hacerse sobre lo que le rodeaba; es por ello que nace como una forma racional de explicar los fenómenos que suceden en la naturaleza, a través de la promoción de las propias capacidades humanas y marcando distancia de las explicaciones míticas, que para esa época, predominaban en esa cultura. 

La filosofía, en decir de algunos estudiosos de la disciplina, se ha vuelto un problema para ella misma en el ámbito contemporáneo, lo que ha conducido a repensar su relación con la sociedad. Frente al esquema tradicional que ubica al filósofo en su alejamiento social, deben destacarse aspectos centrales que conducen a pensar al filósofo como actor social. Para ello es necesario apoyarse en propuestas radicales que rompen con esquemas metafísicos y a la vez abren perspectivas para pensar el carácter intersubjetivo del filosofar. La fenomenología de Edmund Husserl se caracteriza por tal radicalidad a partir de la tematización de los fines propios del filosofar. De ese modo se abre la posibilidad de comprender el papel social de la filosofía a partir de su responsabilidad en la transformación cultural.

Cultura, es el Conjunto de conocimientos e ideas no especializados adquiridos gracias al desarrollo de las facultades intelectuales, mediante la lectura, el estudio y el trabajo. Es igualmente el conjunto de conocimientos, ideas, tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo, a una clase social, a una época, entre otros particulares y generales aspectos.

En el texto Filosofía y cultura que compila Moisés González García, se nos dice que la filosofía nace y hunde sus raíces en ese tempestuoso navegar en el que se desenvuelve la vida de los hombres, tratando siempre de responder a necesidades históricas concretas y de buscar respuestas a los problemas de su propio tiempo. Esta solidaridad de la palabra filosófica con ese continuo variar que constituye la vida humana es lo que explica el hecho de que las concepciones filosóficas sean inevitablemente múltiples y diversas, y que los textos de los filósofos no puedan leerse, si se quieren evitar deformaciones de todo tipo, aislándolos del contexto en el que surgieron. Los esfuerzos de aquellos que pretenden situar al discurso filosófico al margen y fuera de la historia real, presentando a la historia de la filosofía como una generación de conceptos nacidos de unos seres que parecen estar situados fuera del espacio y del tiempo, están condenados al fracaso, pues olvidan el hecho de la historicidad misma de la filosofía que va unida a una cultura y a una época determinadas. El presente volumen pretende mostrar el nexo constante que existe entre la historia de la filosofía y la vida de los hombres a través del análisis de cómo pensaron y qué significado y valor dieron a sus propios pensamientos algunos de los más ilustres filósofos que vivieron en tiempos históricos muy diversos. El estudio de los mismos, llevado a cabo por distintos especialistas, nos permitirá contemplar la pluralidad de distintos modos de filosofar y de las filosofías resultantes.

De ahí que podamos decir que se llama Filosofía de la Cultura a la disciplina que se propones explicar el fenómeno de la Cultura, partiendo de sus leyes más esenciales, investigando las causas de su génesis, las normas de su transformación, las condiciones de su crecimiento y decadencia, los contenidos y las formas de sus fases: y los fines remotos de sus tendencias íntimas. Entre una de sus finalidades está el orientarnos críticamente sobre el desarrollo de la vida intelectual, así como sobre sus fines, caminos y medios. 

La filosofía de la Cultura no crea la ciencia, ni el derecho, ni la educación, ni el arte, ni la religión o el pensamiento científico y tecnológico. Todos estos fenómenos han sido productos de la conciencia humana que ha reflexionado sobre hechos y fenómenos naturales o culturales. Estos hechos de la Cultura son el punto de partida de la reflexión filosófica. La filosofía de la Cultura los toma como algo producido por la mente del hombre y se limita a describirlos, explicarlos y trata de determinar las formas o estructuras generales por las cuales se han producido. Busca los valores de la cultura: la verdad, la bondad, la belleza, la justicia, la santidad, realizados en los productos culturales, como creaciones culturales concretas.

Por admin