mensaje día de la mujer

Por: Esther María Puche Martínez*.

Con la frase: EMPODERAMIENTO, la Mujer, desde hace mucho   tiempo y aun en pleno siglo XXI viene con más fuerza empoderándose, valga la redundancia, del importante papel que juega en sus diferentes roles dentro de la sociedad para ello, avanza de manera significativa su lucha en todos los procesos de participación e igualdad de oportunidades que, le permita mejorar en todos los ámbitos sus condiciones de vida, la de su núcleo familiar y comunidad en general.

Sabemos que, la Mujer, por el solo hecho de ser mujer y desde su nacimiento la han encasillado o estigmatizado como un ser frágil, sensible e incapaz de visionar y producir, la han ignorado. Pero, con   la evolución de los años ha demostrado lo contrario, es más sabia e inteligente; hagamos memoria de esta frase de Rubén Montesinos que se hizo muy popular: “Detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer”. Sí “una gran Mujer” frase cuyo significado nos dignifica y engrandece, puesto que la valora, aprecia, cree y confía en sus capacidades. Esto es muy importante para que la mujer comience a buscar su propio bienestar social aun enfrentándose a una sociedad todavía un poco machista, egoísta y esclavizante.

Cabe señalar que, no ha sido fácil para la mujer esta lucha permanente por la defensa de sus vulnerados derechos, pero al menos sigue uniendo esfuerzos y estrechando lazos de amistad con grupos mayoritarios de mujeres y asociaciones que vienen dando la guerra trabajando y buscando la reivindicación de los mismos para que, se les tenga en cuenta en muchos campos que no se les ha permitido llegar con facilidad como si lo hace el sexo opuesto que, ha sido y sigue siendo su principal enemigo.  Sobre todo, en el ámbito de la política, la educación y en cargos públicos de alta jerarquía.

Así que, mujeres en esta fecha memorable las invito a concientizarse del valor y el poder que poseemos porque somos una perla preciosa que brilla por su belleza; pero también por su contenido. No más humillaciones, no más maltrato ni violencia, no más feminicidio.  ¡basta ya de tanto sufrimiento! Dios nos creó para hacerle compañía al hombre como esposa, madre, hermana, sobrina, prima y amiga; pero también para ser amada y respetada.

Recordemos que, un día como hoy 8 de marzo en una importante empresa manufacturera de Estados Unidos, un grupo de mujeres se revelaron por la humillación e inconformidad en la que estaban siendo sometidas y desde entonces gracias a ese interesante acontecimiento y la lucha constante en favor de sus derechos ha logrado mejorar sus condiciones de vida; pero no la igualdad de oportunidades.

Así que, no hay que rendirse jamás porque muchas mujeres están logrando grandes metas que rompen barreras y siempre están dispuestas a comenzar de nuevo. Un ejemplo de ellas: la nueva Mujer Cafam 2022, Claudia Yurley Quintana Roldan, quien por medio de su fundación viene haciendo una hermosa labor como es el rescate de las niñas explotadas sexualmente y trata de blancas. Una mujer que, con una felicidad inmensa, pero con lágrimas en sus ojos relata que vivió en carne propia los abusos aberrantes de este trabajo al que fue sometida desde su niñez”.

Finalmente, quiero felicitar a todas las Mujeres, porque cada una, desde su lugar de trabajo u oficio es pieza fundamental en este importante proceso.


Esther María Puche M. Comunicadora Social – Periodista. Universidad Autónoma del Caribe, Barranquilla- Atlántico-Colombia. Especialista en Metodología de la Enseñanza del Español y la Literatura. Ejercicio de la Actividad Periodística Independiente. Autora del libro: El Abuelo un buen Ejemplo.

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.