Quien lo creyera, han transcurrido más de 25 años de la muerte de Álvaro Gómez, quien acuño la frase que para salvar a Colombia hace falta un acuerdo sobre lo fundamental en un momento que su mayor preocupación el Régimen que había permeado la sociedad en todos sus niveles y estaba en contra de la Constitución Política de 1991.

Hoy más que nunca parece necesario   que todas las fuerzas políticas del país, en un esfuerzo sin precedentes se logre un acuerdo sobre los pilares que deben sustentar la democracia, para recuperar el camino que nos conduzcan por las sendas del desarrollo y la prosperidad. 

Temas fundamentales como la Justicia,  con independencia y sin subordinación, con el ánimo de colaboración por supuesto , pero sin subordinación,  se dice esto porque hace uno días con motivo de los graves hechos vividos en nuestro país, vimos aparecer a los presidentes de las altas cortes firmando un comunicado al lado del presidente de la República,   en Colombia hay independencia de poderes, y la señal que se debe transmitir al mundo y la sociedad es que ello es así, generar confianza a  aquellos que hacen parte del gobierno , pero también a aquello que no los son. No se debe olvidar que uno de los peligros más grandes en una democracia es la inoperancia de la justicia y con ella la corrupción que si bien ha estado latente desde hace años, en los últimos se ha superado los límites imaginables al ver procesados Magistrados de la corte suprema de Justicia

La corrupción que se nota en las   instituciones, en los procesos de contratación la cual ha sido difícil de derrotar el fenómeno del narcotráfico que con dinero que irriga a través de las campañas impones sus intereses, o por la fuerza cuando impone su voluntad en las regiones apartadas, donde hay ausencia de Estado y carencia de institucionalidad.

El acuerdo sobre lo fundamental implica    definir unas líneas sobre las cuales se debe construir la sociedad Colombiana, teniendo como sustento la constitución de 1991,  para  que haya unidad de propósitos,  esto comienza por el respeto de la Constitución , de las leyes  que no son otra cosa que reglas  promovidas y en tanto legitimas aceptadas por los ciudadanos, con el propósito de asegurar la convivencia, facilitar la participación política, recuperar los partidos políticos  en suma    crear condiciones para la sana convivencia de los Colombianos.

La reconstrucción del país, comienza por la  recuperación de la ética y la moral, que se conviertan en un  medio y un fin  para la construcción del sociedad,  el combate a la corrupción como bandera que une a todos los colombianos,  el respeto de la Ley , el cual comienza por la cabeza de la Institucionalidad,  y hay que decirlo con claridad Colombia  firmo un acuerdo de paz, y por la forma como se hizo, el acuerdo paso a  hacer parte del bloque de constitucionalidad, el acuerdo es parte la constitución, en consecuencia cuando el presidente juró cumplir con la constitución, juró  cumplir con el acuerdo de Paz,  y esto hace parte de la recuperación de la Ley, del respeto a la Justicia, finalmente  y lo más importante es que las Instituciones y el servicio público se impongan sobre todas las cosas.

 Lo siguiente es la economía, puesto que, en un mundo globalizado, el reto es integrarse, generar y participar de la riqueza, construir la prosperidad económica para las nuevas generaciones, y esto es esencial porque nos interesa a todos al margen de los partidos y movimientos políticos al margen de las ideologías, puesto que no hay duda que a todos nos interesa combatir la pobreza, mientras exista seguirá siendo un fracaso de la sociedad.

En estos tiempos tormentosos está probado que la autosuficiencia alimentaria nos Protege de los vaivenes del comercio internacional y las fluctuaciones los precios,  y un país  que dispone de las condiciones físicas y climáticas debe aprovechar la producción para asegurar el abastecimiento de alimentos para satisfacer las necesidades de las poblaciones locales . Y el ambiente debemos preservarlo para asegurar la supervivencia de la especie humana

Es importante restablecer los debates económicos, los debates políticos, los debates hacia donde debe ir la sociedad, y esto es responsabilidad de todos. Hoy por hoy no podemos eludir esta responsabilidad pues de esto depende el futuro de Colombia y para lograr este propósito es necesario lograr acuerdos sobre los temas esenciales de la sociedad.  Eso es un acuerdo sobre lo fundamental.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *