El próximo 3 de noviembre se celebran las elecciones en EEUU y los dos candidatos favoritos son JOE BIDEN y el actual presidente TRUMP, y de esta elección está pendiente el mundo entero, es sui generis, llama la atención que 2   líderes colombianos son parte de la agitación política, basta con mirar que los promotores de TRUMP, ponen a BIDEN como un líder que comparte las ideas de Petro, y de otra circula la versión que el presidente Duque tomo partido por el candidato TRUMP. Esto no se había visto en elecciones anteriores.

En Estados Unidos nunca antes una campaña presidencial como esta, involucra a un candidato tan fuera de lo común como el presidente TRUMP, con su pequeña base, que se postula para la reelección durante una pandemia, en medio de una crisis económica aplastante y una temporada mortal por sucesos naturales consecutivos y la pandemia, que no se veía hace un siglo.

La confrontación entre TRUMP Y BIDEN es entre dos filosofías y valores distintos que se han enfrentado en Estados Unidos durante más de 240 años. Por un lado, una ideología que valora la libertad y la autonomía personal, el derecho a perseguir las propias metas y deseos y valora los derechos del individuo por encima de los del estado y grupos sociales. Nadie encarna esa filosofía más que TRUMP. Para él lo importante es estar bien, que los demás se pueden valer por sí mismos, insiste en que los estadounidenses tienen derecho a tomar sus propias decisiones sobre lo que hacen, cómo viven y qué riesgos tomar con sus cuerpos, llegó al extremo al poner repetidamente a sus propios seguidores en riesgo de contraer coronavirus en pos de su objetivo personal de ser reelegido, no cree en el sacrificio personal o compartido.

En la otra esquina está la fuerza filosófica opuesta en la sociedad estadounidense, liderada   BIDEN quien sostiene que no vivimos independientes unos de otros, sino que estamos interrelacionados, un valor que ha llegado a representar la inclinación filosófica del Partido Demócrata durante los últimos 50 años.  Apoyado por Clinton quien defiende la responsabilidad de la comunidad, una comunidad con capacidad de depender de su vecino y su gobierno para estar allí, implica sacrificarse cuando sea necesario, y OBAMA quien defiende que Nadie construyó este país por sí solo, una nación es grandiosa porque se construyó en equipo. considera que el éxito nunca se ha centrado únicamente en la supervivencia del más apto, defiende la necesidad de construir una nación en la que quepan todos sus habitantes

los partidarios de TRUMP que asistieron al mitin de Nevada sin distanciamiento social ni mascarillas, su versión es aún más básica del individualismo estadounidense. Hablaron de que tenían derecho a asistir al evento y que eran ellos los que corrían el riesgo, uno que estaban dispuestos a correr. Esto a pesar de que científicos y expertos médicos con larga experiencia en epidemiología y transmisión de enfermedades infecciosas les han dicho una y otra vez, incluidos los propios funcionarios de salud de la administración, que el virus se manifiesta regularmente sin síntomas, muchos de ellos se niegan a aceptar responsabilidad por el riesgo y peligro que representan para el resto de su comunidad, ya sea para aquellos reunidos para celebrar a TRUMP o para aquellos en sus pueblos, ciudades y lugares de trabajo.  Una muestra del individualismo, glorificado desde Wall Street

Durante los próximos días, Tremp le recordará todos los días sus derechos personales y los de él también. Continuará diciéndole a la gente de los suburbios que tiene derecho a mantener a diferentes personas fuera de allí. Se burlará de BIDEN y de los demócratas que están tomando medidas, como usar mascarillas, para mantener a los hombres y mujeres a salvo. Dejará que los estadounidenses diseñen sus propios planes para mantenerse seguros y saludables mientras presionan a las escuelas, empresas y deportes para que se abran, desafiando las directrices de su propio gobierno.

La Intención de voto hispano en Florida: 58% para BIDEN frente al 32% de TRUMP, despreciará la idea de que, como comunidad nacional, son responsables los unos de los otros y deben compartir el sacrificio común.

En resumen, hoy hay una controversia de una manera de construir sociedad que ha convertido a Estados Unidos en la envidia del mundo, y un momento en que el presidente está alterando este equilibrio, que está obligando a decidir con qué valor se continúa y esto tendrá profundas implicaciones para el futuro de EEUU y el mundo. Sin duda son las elecciones más importantes para la vida de EEUU y del mundo y   cuando ambos candidatos dicen que es la elección más importante en nuestras vidas, ambos tienen razón.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *