Ec. Es. Omar Escobar

Según las últimas declaraciones de Joe Biden, en cuanto a las relaciones internacionales, tienen un toque directo y tajante, al señalar a Putin de asesino, ahora se espera el tono respecto a China, después de su encuentro en Alaska, que no fue nada amistoso.

Esta postura que adopta Estados Unidos, no es fruto sino de una legitimidad autoproclamada, de un liderazgo narcisista dentro del  sojuzgamiento internacional, probablemente surgido a raíz de su tradicional autoritarismo en materia militar para el juzgamiento de los más débiles… así en 1831 inicio su primera intervención militar en las Malvinas, saqueando y violando la soberanía argentina, luego continuarían decenas de incursiones militares en el territorio Latinoamericano en contubernio con el aparato militar latino…es decir, la esclavitud,  protegida por sus demócratas, no les bastó para un examen de valores… y arrojó, bombas atómicas sobre Japón, napalm sobre Vietnam, mentiras en la Onu, sobre armamento en Irak (2003) y últimamente el vil asesinato del general iraní Qasem Soleimani (2020), tan solo para numerar algunos de sus objetivos militares bajo la trillada consigna de salvar la libertad y enfrentar el “imperio del mal”, según Trump.

Las incursiones  para derrocar y asesinar a los líderes o mandatarios locales, tienen la autorización expresa del jefe de Estado; Clinton intervino en los Balcanes, Bush lo hiso en Irak, Obama, intervino en Siria y Libia, so pretexto de terminar con gobiernos dictatoriales… al mismo tiempo, el Nobel de la Paz, apoyo a los regímenes egipcio y saudí con armas y dinero, desatando un enfrentamiento radical en el medio oriente y facilitando el reino de las empresas petroleras estadounidenses con protección militar… Joe Biden, participó con Obama de este juego macabro y sus lapsus mentales, hoy le juegan en su contra y a la vez a favor de la verdad…tal vez, se juzga a sí mismo.

La participación de Rusia, en Afganistan, y su enfrentamiento con Occidente, llevaron a aquel país a una ruina y la pérdida de vidas inocentes; suficiente motivo para que la Corte Penal Internacional realice un juzgamiento de quienes intervienen violando la soberanías de esos Países, más no le corresponde a los actores, entrar a ser jueces y parte, de un conflicto creado por ellos mismos.

¿Cómo le pareció el artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.