Ec. Es. Omar Escobar

Yamal Ajmad Jashogyi, fue un periodista saudí, ex director Al Watan y de Al-Arab New Channel, de la familia real saudí y también competencia de CNBC Arabiya. Del primero fue despedido por un artículo crítico al salafismo y el segundo fue censurado por el gobierno que no tolera ninguna crítica a la monarquía absoluta. Después de la censura, Jashogyi huyó a Estados Unidos y desde 2017, enfoco su crítica hacia el rey Salman bin Abdulaziz y al príncipe heredero: Mohammad Bin Salman a quienes ataca por su intervencionismo en Yémen, provocando la muerte de inocentes. Tampoco olvidó que las costumbres conservadores de su país atentan contra los derechos humanos, en especial de la mujer y la niñez, toda vez que en el país ha proliferado la esclavitud sexual, al amparo de la religión. La controversial pena de muerte, es un ejemplo del reino del pasado en el siglo XXI, ésta puede ser impuesta no solo por asesinato, sino por la apostasía, el adulterio, la brujería y puede ser ejecutada mediante decapitación o lapidación seguida de la crucifixión… o el caso de Loujain Hathloul, fue condenada a 8 años de prisión por terrorismo, cuando solo defendía el derecho a conducir.

La muerte de este periodista, es más intrigante…después de acudir al consulado saudita en Estambul para trámites personales, Khashoggi acudió a la cita programada pero jamás salió vivo…allí lo esperaban 15 agentes saudí, 5 de los cuales son cercanos a bin Salman. Según Wall Street Journal, fue descuartizado vivo dentro del consulado, luego del atroz delito, los agentes habrían disuelto el cuerpo en ácido o troceado y sacado del país, en valija diplomática.

Los detalles de lo ocurrido con Khashoggi fueron conocidos gracias a las transcripciones de supuestas grabaciones de audio del asesinato obtenidas por la inteligencia turca. Su novia quien lo había esperado por más de 10 horas, puso en alerta a las autoridades y se suscitaron movimientos diplomáticos en todo el mundo, hasta la petición por parte de la Unión Europea, la suspensión de la venta de armas a Arabia Saudí. El gobierno de éste país, como muestra de inocencia, enjuició y condenó a cinco personas a 20 años de cárcel, modificando una sentencia previa que ordenaba la pena de muerte… así es como el poder protege a sus secuaces…En 2018, la prensa estadounidense informó que la CIA creía que el heredero saudita había ordenado su asesinato, posteriormente se desclasifica un informe de la CIA que señala la autoría del príncipe en un plan para capturar y matar a Jamal.

Siguiendo la política exterior estadounidense, que dice proteger la democracia y la libertad, se aplicaría el bloqueo comercial y/o enjuiciamiento político al gobierno de ese país, como lo ha hecho con China, Venezuela y Cuba, pero curiosamente da un trato especial al amigo…quien no es cualquiera…el segundo en reserva de petróleo y el principal importador de armas desde EEUU y tercero a nivel mundial, por eso Biden ni siquiera piensa en limitar la venta de armas a ese país, menos una sanción.

Los derechos humanos han sido pisoteados por quienes ostentan el poder… intolerancia y arrogancia?   No… la diplomacia comercial prima sobre ellos… 

Ver:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-56217955
https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-46287160
https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-56217955
https://www.elconfidencial.com/mundo/2018-10-18/claves-caso-khashoggi-periodista-asesinado-arabia-saudi_1631845/
https://elpais.com/internacional/2020-12-28/condenada-a-5-anos-y-8-meses-de-carcel-una-defensora-de-los-derechos-de-la-mujer-en-arabia-saudi.html

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *