Periódico El Derecho

Fundamental es y será siempre la representación de la participación del público en la cultura, toda vez que debe existir en ella un acceso más democrático que sustente y permita resguardar una política pública a este tenor, en la verdad que ellas, las políticas culturales son un conjunto de orientaciones y decisiones que el Estado -con la participación de organizaciones de la sociedad civil y grupos comunitarios- debe diseñar y ejecutar con la finalidad de facilitar la consecución de objetivos considerados necesarios o deseables en el ámbito de la cultura en general o respecto de un sector cultural o disciplina específica. Las políticas culturales funcionan como cartas de navegación de la acción del Estado en el campo cultural, permitiendo definir lineamientos, prioridades y articular a sus distinta entidades, servicios y agentes culturales, para lograr que su abordaje sea integral y efectivo.

Interesa en esto de la cultura promover un desarrollo cultural armónico, pluralista y equitativo entre los habitantes de un municipio, departamento, región y país, a través del fomento y difusión de la creación artística; así como de la preservación, promoción y difusión del patrimonio cultural, adoptando iniciativas públicas que estimulen una participación activa de la ciudadanía en el logro de tales fines. Igualmente, velar por un financiamiento que permita el desarrollo de iniciativas que incluyan investigación, creación, producción, difusión y que sean relevantes para el avance de sus disciplinas, artistas, mediadores y públicos en sus diferentes áreas, potenciando así las dinámicas culturales.

Pilares de importancia han de ser en este contexto la creación artística, el patrimonio cultural y la participación ciudadana, en ruta a regular el panorama cultural, describir los conjuntos de saberes universales, sistemas de explicación y el aporte de puntos de vista, a efecto de representar mejor la participación del público de la cultura, poniendo en diálogo el exterior, es decir, los factores socioeconómicos y culturales, con el interior, los aspectos textuales y discursivos.

Por admin