Economista Omar Escobar

Por: Ec. Esp. Omar Escobar*.

Desde mediados del año pasado, sendos bombarderos norteamericanos sobrevolando el mar negro a tan solo 20 kms de la  frontera con Rusia y desplegaron sistemas de defensa desde las bases militares estadounidenses en suelo rumano y polaco  con lanzadores mk41 para misiles guiados. El gobierno ruso, alto a la comunidad internacional sobre este tipo de acciones que más que maniobras militares están una clara muestra de un plan bélico y la OTAN guardo silencio. Cabe mencionar que la OTÁN fue creada por occidente para contrarrestar a la antigua Unión Soviética y en la actualidad sigue hostigando a Rusia por no aceptar las directrices políticas del tío Sam.  Su estrategia  de integrar a Ucrania a la OTAN  no tiene sino un objetivo,  crear bases militares para provocar a Rusia y a China,  como parte de la guerra comercial  el dominio geoestratégico de USA en oriente. Ante los oídos sordos de este organismo supranacional,  Rusia decidió intervenir apostando sus tropas en frontera ucraniana e interviniendo políticamente en dicho país… Es cierto que se viola la soberanía,  pero también lo hace Estados Unidos,  solo que fue más estratégico,  pues indujo a Rusia a dicha intervención,  y hoy la prensa internacional nuestra el lado oscuro de una sola potencia,  cuando en realidad hay dos países hegemonía os y un país intervenido.  

Es claro,  que Ucrania,  en esta encrucijada,  incrementará su gasto público,  pero no lo destinará al sector productivo sino al militar; compra de armas,  asesoramiento militar y equipamiento bélico producido en los Estados Unidos y Gran Bretaña; países que siempre están prestos al asesoramiento bélico y terminada la contienda, pasan elevadas cuentas de cobro a los gobiernos interinos… Afganistán es un ejemplo resiente. 

Me pregunto, ¿Qué tal si Rusia pide permiso a Cuba o Venezuela, para colocar misiles apuntado al continente norteamericano?… La prensa occidental sería la primera en poner el grito al cielo y luego las restricciones comerciales de EEUU, hacia dichos países, terminaría colapsando sus economías… Por ello,  Rusia no hará uso de esa estrategia tan usada por los estadounidenses. Son estrategias maquiavélicas usadas desde hace mucho tiempo y los ejemplos de intervención en nuestra América latina son muchos,  incluso USA patrocinó varias dictaduras como la de Pinochet en Chile,  Somoza en Nicaragua y últimamente,  cambio su estrategia con gobiernos aparentemente democráticos pero que en realidad siguen al pie de la letra las indicaciones macro económicas de la banca internacional de occidente, bajo el desgastado tema de la seguridad nacional y democrática.

A los ucranianos de a pie,  los están castigando, dos países,  tan solo por habitar un espacio estratégico comercial y militarmente.  Tampoco pueden esperar mayor cosa de sus líderes con ideología de occidente u oriente pues están sometidos a sus propios intereses personales y al silencio cómplice de la OTAN.


*Omar Alirio Escobar. Economista con Maestría en dirección y gestión de centros educativos y Especialista en Gestión de proyectos. Docente universitario, ensayista e investigador en varias universidades del país.

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.