Los habitantes del corregimiento de Zapatosa, Cesar ya no aguantan más los pésimos e inservibles servicios públicos, como lo son: el agua y la luz eléctrica.

Ellos nos manifiestan que con las constantesinterrupciones de la energía, es también interrumpido el servicio del agua, y ambos retornan a los dos cuatro días.

Aseguran que el agua llega a sus hogares una vez a la semana, pero su presión es mínima.

Los Zapatoseros le hacen un llamado a la empresa encargada del acueducto, al gobernador del Cesar, Luís Alberto Monsalve, al alcalde del municipio de Tamalameque, Luís Lascarro y a las demás autoridades competentes para que con prontitud solucionen ésta problemática que afectaprincipalmente a niños y a adultos mayores.Los habitantes de esta población, nos aseguran que los recibos del servicio del agua llegan puntuales y por las nubes, muy caros, y deben acudir a los tradicionales pozos profundos artesanales de agua,para abastecerse del preciado líquido, y usarlo a diario en sus hogares.

Por:  Iván Meneses (Investigador y Periodista).

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *