Por: Rafael Robles Solano

Con ocasión de las tristes muertes del manatí hace unos pocos días en Tasajera, población pesquera de la Ciénaga Grande del Magdalena, como el de los cóndores en el Tolima y de otras muchas especies en vías de extinción, iguanas, armadillos, guartinajas, etc., que son sacrificados impunemente y a diario en todas las regiones del país, las traigo a colación, porque seguimos siendo irremediablemente indolentes colectivamente frente a dicha fauna y con nuestros recursos naturales biodiversos.

Recuerdo que hace unos pocos meses, a principios de marzo de éste año, escribí y publicaron un artículo sobre los “RECURSOS NATURALES Y BIODIVERSIDAD vs EL CAMBIO CLIMÁTICO”, en donde después de unas perspicaces reflexiones sobre ésta problemática, concluía con el siguiente párrafo:   “En fin, lo cierto es que no hemos conseguido reducir la emisión de gases con efecto invernadero, la capa de ozono, la pérdida biodiversa de muchas especies en peligro de extinción, pero el cambio climático si nos muestra sus índices de calentamiento global, con afectación de los balances atmosféricos, la desaparición progresiva de los nevados, los cambios bruscos de las estaciones, los nuevos recorridos de los huracanes y ciclones, por citar algunos de sus efectos, evidenciando que aún son infructuosas nuestras soluciones.”

A veces me da pena con los lectores que leen estos artículos, porque me vuelvo reiterativo frente ciertos temas como el que motiva estas líneas.  Sin embargo, no puedo ser indiferente ante tan vergonzosa situación, de la que responsabilizo no solo a las comunidades rurales, por su falta de conciencia y persistir en costumbres tradicionalmente arraigadas, como las quemas de terrenos previo a las siembras de sus cultivos, sino también a los mismos entes gubernamentales, por su desidia para atender, manejar y proteger nuestros recursos naturales.

Todos estos comentarios, me permiten argumentar las siguientes críticas por las contradicciones del Gobierno actual, cuando sustentó como pilares de su campaña presidencial, dos temas fundamentales como fueron:  El apoyo a las políticas del DESARROLLO SOSTENIBLE y EL ACUERDO DE ESCAZÚ, que ahora desconoce.

Del primero, reseñar que nace con “El INFORME BRUNDTLAND”, firmado en Oslo, a fines del siglo pasado, marzo de 1987.  Con la publicación del citado informe, cuyo contenido se centraba en lo que se denominó: “NUESTRO FUTURO COMÚN,” llamando la atención sobre satisfacer las necesidades del presente, sin comprometer los recursos y capacidades de las futuras generaciones, lo cual implicaba acceder a un cambio de visión social, económica y política.  Concepto que evolucionó hacia la “DECLARACIÓN DE RIO”, del año 1992, sobre el medio ambiente y desarrollo, hasta concretarse como eje clave de la 70 ASAMBLEA GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS, de septiembre de 2015, cuando 193 países suscribieron los llamados: “OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE – O.D.S”., en cuya agenda, se fijaba la hoja de ruta del desarrollo, vigente hasta 2030, con estrategias claves y metas económicas, sociales y medioambientales, en especial para luchar contra el calentamiento global. Refrendado por El “ACUERDO DE PARIS”, firmado por 195 países, en el año 2016, dentro del marco de las Naciones Unidas sobre dicho tema, con el propósito de reducir las emisiones de gases con efecto invernadero

 Y el segundo, sobre “EL ACUERDO DE ESCAZÚ”, tratado regional que promueve los derechos para acceder oportuna y efectivamente a la Información Ambiental, la protección de los defensores ambientales, que son perseguidos y asesinados por defender los recursos naturales de sus territorios, que busca, además, garantizar el cumplimiento de las leyes y derechos ambientales en los países de América Latina y el Caribe.  Pero que inexplicablemente y sin justificación alguna, ha sido desestimado por el Gobierno del Presidente Duque, en franca contradicción con las propuestas antes aludidas. *  Secretario Ejecutivo LIDERESOCIAL

¿Cómo le pareció el artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.