Las mujeres obreras  no podían acercarse a hablar con el dueño, solo sus maridos negociaban el pago… un sueldo de miseria… la seguridad social, ni en sueños… trabajar  de sol a sol, eran tan normal como mantenerlas a  puerta cerrada…era la nueva esclavitud del modelo industrial pero todos le llamaban: modernidad… Y según los republicanos de 1911, los acechaba el espectro del comunismo y efectivamente el sindicalismo entro por alguna puerta mal cerrada de la fábrica Triangle Shirtwaist Factory de Greenwich Village en Nueva York.

Para la prensa oficial, alguien dejo caer un cigarrillo, que provocó un voraz incendio en el edificio donde funcionaba la factoría… lo cierto es que la única puerta al exterior, había sido cerrada por el dueño. Una vez ocurrido el siniestro, el pánico se apoderó de más de 500 personas atrapadas en un vetusto edificio cuya escalera de incendios se rompió rápidamente por el peso de las trabajadoras que intentaban huir desesperadamente. Los bomberos eran incapaces de contener el fuego y sus redes pequeñas para atrapar a las mujeres que saltaban desde las ventanas.

Las investigaciones posteriores demostraron que había un historial de incendios pero los dueños de la fábrica, Max Blanck e Isaac Harris, no se molestaron en suministrar a su fábrica equipos de extinción de incendios porque eso costaba dinero. Mezquindad y esclavitud, llevó a un siniestro que costó la vida a 123 mujeres y 23 hombres, 70 heridos. La víctima de mayor edad, tenía 43 años y la más joven, 14 años. Sucedió una tarde del 25 de marzo de 1911 en Nueva York.

El 8 de marzo de 1857, las “garment workers” en Nueva York, organizaron una huelga, pero fueron detenidas antes de alzar su voz… El 8 de marzo de 1908, 15,000 mujeres vuelven a tomar las calles de Nueva York para exigir un aumento de sueldo, menos horas de trabajo, derecho al voto y  prohibir el trabajo infantil…El eslogan que utilizaron fue “Pan y Rosas”…el pan representaba la seguridad económica, y las rosas, una mejor calidad de vida…nadie las tomo en serio, el hombre siempre espera a que pase lo peor para tomar medidas…luego del siniestro los hombres se convirtieron en defensores de lo que siempre han prohibido…

Ec. Omar Escobar

¿Cómo le pareció el artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.