Periódico El Derecho

Miguel Hernández. 30-oct-1910-Orihuela (España) / 28- mar-1942-Alicante (España). Poeta referente de la Generación del 27. También dramaturgo. Pese a su inmenso deseo de estudiar, su padre se lo impidió y lo obligó a cuidar de su rebaño de ovejas; sin embargo, en sus ratos libres leía fervorosamente y escribía poemas. De forma autodidacta aprendió las bases de la buena literatura, dejando guiarse por maestros como Paul Verlaine, Miguel de Cervantes, Pedro Calderón de la Barca y, sobre todo, Luis de Góngora.


Durante la Guerra Civil Española es apresado y condenado a muerte en marzo de 1940 pero gracias a la intercesión de varios amigos influyentes consiguió que lo conmutaran a cambio de 30 años de prisión, dónde fue aquejado por diversas enfermedades y falleció de bronquitis cuando tan sólo tenía 31 años. Una de las principales voces de la literatura española. Pereció en una cárcel de Alicante, víctima de la tuberculosis.
Destacan entre sus obras «Perito en lunas«, «La nana de la cebolla» y «Cancionero y romancero de ausencias«.  He aquí algunos de sus mejores poemas.

Nanas de la cebolla.

La cebolla es escarcha / errada y pobre: / escarcha de tus días / y de mis noches.
Hambre y cebolla: / hielo negro y escarcha / grande y redonda.

En la cuna del hambre / mi niño estaba. / Con sangre de cebolla / se amamantaba.
Pero tu sangre / escarchaba de azúcar, / cebolla y hambre.

Una mujer morena, / resuelta en luna, / se derrama hilo a hilo / sobre la cuna. / Ríete, niño, / que te tragas la luna / cuando es preciso.

Alondra de mi casa, / ríete mucho. / Es tu risa en los ojos / la luz del mundo. / Ríete tanto / que, en el alma, al oírte, / bata el espacio.

Tu risa me hace libre, / me pone alas. / Soledades me quita, / cárcel me arranca. /
Boca que vuela, / corazón que en tus labios / relampaguea.

Es tu risa la espada / más victoriosa. / Vencedor de las flores / y las alondras. / Rival del sol, / porvenir de mis huesos / y de mi amor.

La carne aleteante, / súbito el párpado, / y el niño como nunca / coloreado. / ¡Cuánto jilguero / se remonta, aletea, / desde tu cuerpo!

Desperté de ser niño. / Nunca despiertes. / Triste llevo la boca. / Ríete siempre. /
Siempre en la cuna, / defendiendo la risa / pluma por pluma.

Ser de vuelo tan alto, / tan extendido, / que tu carne parece / cielo cernido. ¡Si yo pudiera / remontarme al origen / de tu carrera!

Al octavo mes ríes / con cinco azahares. / Con cinco diminutas / ferocidades. /
Con cinco dientes / como cinco jazmines / adolescentes.

Frontera de los besos / serán mañana, / cuando en la dentadura / sientas un arma. / Sientas un fuego / correr dientes abajo / buscando el centro.

Vuela niño en la doble / luna del pecho. / Él, triste de cebolla. / Tú, satisfecho. / No te derrumbes. / No sepas lo que pasa / ni lo que ocurre.

Menos tu vientre

Menos tu vientre, / todo es confuso. / Menos tu vientre, / todo es futuro / fugaz, pasado / baldío, turbio. / Menos tu vientre, / todo es oculto. / Menos tu vientre, / todo inseguro, / todo postrero, / polvo sin mundo. / Menos tu vientre, / todo es oscuro. / Menos tu vientre / claro y profundo.

¿Cómo le pareció el artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.