Maestro Jorge Oñate

Por: Iván Meneses- Periodista de investigación.

El municipio de la Paz, Cesar, no sólo es conocido por ser tierra agrícola y ganadera, sino que también se le conoce por ser la cuna de las mejores almojábanas y de los principales reyes vallenatos a lo largo de la historia del festival en nuestro país. Algunos de ellos fueron Miguel y Álvaro López, quienes conformaron la agrupación vallenata, los hermanos López, ambos acordeoneros.

Esta agrupación reconocida en Colombia, ha sido la única hasta el momento que ha dejado una larga dinastía de artistas como lo son Álvarito López, Elberto “el debe” López, Navín José López, entre otros todos nativos de la Paz.

Los hermanos López, ha sido el conjunto de música vallenata que le ha abierto las puertas a figuras del canto, en donde Poncho Zuleta, Diomedes Díaz y Jorge Oñate iniciaron sus carreras. Este último se consagró como la voz líder del conjunto en el año de 1969, grabando su primer álbum “ Lo último en Vallenatos”. De esta producción se desprenden los éxitos Berta Caldera, el diablo de San Diego, Recuerdos, diciembre alegre,  vámonos compañera, la paz, mis viejos, Mi Morenita, me quisiste y me olvidaste, siniestro de ovejas, entre otras.

Cabe recordar que el maestro Oñate había sido contratado por una agrupación vallenata,  llamada los Guatapurí en donde también fue el cantante principal en el año 1968.

Jorge Oñate nace en el municipio de la Paz, Cesar, el 31 de Marzo de 1948 .

“El Ruiseñor del Cesar”, graba su segundo álbum en el año de 1970 titulado Hermanos López diosa divina. En este se encuentran las canciones Diosa divina, Dina López,  Triste Recuerdo, Amor de callejera,  porque eres así, Sueño Vallenato y otras.

Canción: Diosa divina – los hermanos López y Jorge Oñate
Canción: Sueño vallenato- Jorge Oñate

Con el transcurrir del tiempo, las canciones de “El Jilguero de América” cruzaron fronteras y se convirtieron en himnos del folclor Colombiano.

El Pasado 28 de Febrero del 2021, Colombia y el vallenato se visten de luto, tras el fallecimiento de otro de sus más grandes exponentes de este folclor. En el hospital Pablo Tobón Uribe de Medellín, a sus 71 años de edad y con más de 40 años de vida artística, se apaga la voz de Jorge Oñate, a causa de complicaciones por el Covid -19, virus que había superado, pero su salud se fue deteriorando. Fue operado tras presentar un problema abdominal a causa de una pancreatitis. Tras la cirugía el interprete de Mujer marchita, lirio rojo, no comprendí tu amor, Amalaya, entre otras, perdió mucha sangre.

Según reportaron sus familiares, la causa del deceso se produjo por una falla multiorgánica producida por el Coronavirus.

Hoy aún año después de su partida física, recordamos con alegría y nostalgia a esa voz incomparable que nos ha dejado un legado precioso  que será imposible desechar, porque desde que sus canciones salieron al mercado hasta nuestros días, no hay un rincón en el mundo en donde no se escuche uno de esos éxitos que catapultaron a la cima de la fama al maestro, quien con su voz embelleció el vallenato, preservando el sentimiento, romanticismo y lírica, características propias de ese Vallenato tradicional y auténtico heredados por Francisco “el hombre”, Alejo Duran, Enrique Díaz, Leandro Díaz, Juancho Polo Valencia y entre otros juglares.

Las joyas musicales que hoy nos deja Jorge Oñate, han logrado que muchos corazones se enamoraran y los que estaban separados se volvieran a unir, alegrando las fiestas y parrandas que hacemos con nuestras familias y amigos.

¡Gracias, maestro Jorge Oñate, por engrandecer a nuestro folclor con su voz. Paz para su alma!

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.