Ganado Cesar

Por: Iván Meneses.  Periodista de investigación.

Los paisajes, las altas montañas al margen de la majestuosa Cordillera Oriental, la serranía de los Motilones o Perijá, cerca a la Sierra Nevada de Santa Marta, hacen parte del Cesar, departamento que embellecen con sus encantos naturales.

Los tesoros naturales con los que cuenta el departamento del Cesar, tienen temperaturas inferiores a los nueve grados centígrados, evento poco común en Colombia al momento de descubrir al Cesar.

Las ciénagas, quebradas y demás humedales, están ubicados al Oeste de este territorio del caribe. La Ciénaga grande  del corregimiento de Zapatosa, está rodeada de grandes Valles que rodean al río Magdalena.

Este departamento se llama el Cesar, en honor al río que lleva su nombre, y que en la lengua Chimila significa “Aguas frías”.

En los años 60, el Cesar llevó la batuta con la siembra de algodón, cultivo que fue reemplazado por la palma africana, el maíz,  arroz, plátano, yuca, caña, café, entre otros, tras su declinación. El Cesar también es rico en la minería, cuenta con minas de carbón en la mayoría de sus municipios, como en Becerril, La Jagua de Ibirico, Chiriguaná, El Paso y Tamalameque.

Los suelos y sabanas del departamento, hay más de un millón de hectáreas destinadas a la ganadería, la cual con un 50%, es la mayor fuente al producto interno bruto de la agropecuaria del Cesar.

El departamento del Cesar cuenta  con  1.5000.000 cabezas de ganado bovino.

Los ganaderos con ayudas de los gobiernos departamental y nacional,  le apuestan al Silvopastoreo, un sistema de producción que aumenta a seis o siete el promedio de cabezas de ganado por hectárea.

El silvopastoreo no solo sirve para la producción del ganadero, sino que disminuye la presión a las 1.491.000 hectáreas agrícolas, que pertenecen al Cesar.

La ganadería del Cesar se refleja en la de Colombia, porque sus ganados son de cruces y razas múltiples, en donde su producción no es la mejor. Para mejorarla es necesario la intervención del sector ganadero, y así hacer que el campo sea rentable.

Los ganaderos en el Cesar, sufren tanto en invierno como en verano la mayor parte del año. El agua es deficiente y las acaloradas y fuertes temperaturas afectan notablemente la producción de la leche, la carne y el pasto pierde sus nutrientes.

El ganado MUERE de sed y de hambre en verano, y en invierno se ahogan junto con !os cultivos de pasto. Los ganaderos con urgencia acuden a la compra de Melazas y Sal para poder alimentar a su ganado, tratando de mantenerlo lejos de las fuentes hídricas como la Ciénaga, quebradas y ríos.

La quebrada recibía el nombre de «la quedaba de los hombres». Limitaba entre la vereda Santa Rosa con el corregimiento de Zapatosa, Cesar.

El señor Hostín Zayas San Miguel, quien se dedica a la agricultura y la ganadería en el corregimiento de Zapatosa, Cesar, nos manifestó que la ganadería en esa población la están trabajando de manera empírica, porque no es una ganadería tecnificada como aquellas que se encuentra en otras partes del departamento.

Video-informe de Iván Meneses sobre la Ganadería en el departamento del Cesar- Colombia.

Por otra parte, el señor Óscar Meneses, nos manifestó que en el municipio de Pailitas en el mismo departamento, los ganaderos no pueden distribuir sus productos por el mal estado de las vías, por los derrumbes que ocurren en invierno, porque los carros y motos no pueden transitar libremente. La otra problemática es, la escases del Pasto y las aguas pierden su caudal , esto es en verano.


Ivan meneses - periodista
Iván Leonardo Meneses– Comunicador social y Periodista de investigación.

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.