Economista Omar Escobar

Por: Ec. Esp. Omar Escobar

Con las sanciones impuestas a Rusia por parte de la comunidad occidental, cuyo objetivo es quebrar la economía rusa, sus primeros impactos se reflejaron en la caída del rublo que llegó a perder un 40% de su valor en un solo día, llegando a cotizar entre 100 y más rublos por dólar. Todo apuntaba a una fuerte inflación y depreciación. Sin embargo, un mes después, dicha moneda recuperó sus índices normales junto con el mercado bursátil, hoy un dólar se cotiza en 63 rublos. Las acciones de las compañías más grandes de Rusia recuperaron casi por completo su valor previo a la guerra. En Moscú, hay 33 empresas con una recuperación del 4.3%, mientras tanto el rubro continuó su recuperación frente al dólar, sin desconocer grandes pérdidas en importantes empresas rusas.

La pregunta, ¿Qué hicieron los rusos, en tema de finanzas, para contrarrestar el misil de medidas occidentales?

La primera medida del banco central fue crear un fondo ligado al sector petrolero que es uno de los más fuertes de Rusia, por hasta 10 mil millones de dólares, logrando fortalecer el rublo.

Segunda. Asegurar la existencia de liquidez para lo cual, intervino y paralizó la bolsa de valores, presionando a los inversionistas extranjeros para no abandonar el mercado ruso y restringió las operaciones en divisas nacionales como la compraventa o la recompra de acciones en procura de mantener constante la oferta monetaria en rublos. Suspendió las transferencias al exterior por la venta de activos por parte de los “no residentes rusos”, acompañado de un control a la compra de divisas extranjeras (dólares- euros) y oro. Las empresas rusas tampoco pueden atender pagos al exterior y los exportadores deben monetizar el 80% de sus Ingresos. Con ello, procura mantener liquidez y dinamizar el mercado monetario para inducir a que sus socios comerciales europeos transen en rublos a pesar que países como Alemania se oponen rotundamente.

Tercera. El sistema bancario ruso, ha dispuesto la creación de cuentas especiales dirigidos a sus socios comerciales extranjeros para que abonen los pagos a la tasa de cambio oficial. De ser así, sólo los pasivos de las empresas estadounidenses que mantienen con Rusia, están valorados en más de cuatrocientos mil millones de dólares, los cuales fortalecerían las arcas rusas. Alternativamente Putin, ha expresado que las deudas que tiene con occidente, también las liquidará, pero en rublos.

Cuarta. Frente al cierre de las franquicias estadounidenses y europeas, como Starbucks, Mcdonald’s, KFC y Apple, Putin emitió una ley que les permite a los rusos tomar esos logotipos para poner sus propios negocios de piratería en donde antes funcionaban dichas marcas. Netflix tiene su doble llamado Nyetflix. Spotify = Spotify. Starbucks = Starbacks = Star Ducks. Adidas = Adios. KFC = CFC. Mcdonald’s = Tio Vanya. La piratería sustituyo a las grandes marcas para hacer funcionar a la economía. La pregunta es: ¿Hasta cuándo?

Franquicias estadounidenses y europeas, que cerraron en Rusia.
Franquicias Estadunidenses y Europeas que cerraron en Rusia

Quinta. El sistema SWIFT, ha bloqueado el sistema bancario ruso, razón por la cual Rusia busca nuevos socios comerciales y por ellos los funcionarios de los bancos centrales de Rusia e India se reunieron para sentar las bases de un sistema de intercambio binacional (rublos-rupias) que permita, inicialmente a los dos países, facilitar las operaciones de comercio exterior.

¿Estas medidas han dado resultado? Relativamente Sí. Internamente la economía rusa ha logrado contrarrestar la guerra económica… hasta ahora. Sin embargo, a nivel internacional, los países occidentales se niegan a pagar en rublos, lo cual puede afectar el suministro de gas, petróleo y materias primas hacia Europa.

Para algunos analistas, el fuerte control sobre el mercado financiero, roza lo especulativo y busca crear una demanda artificial, dado la debilidad de la economía rusa y su progresiva caída en virtud del cierre del comercio internacional con los occidentales. Argumentan que el rublo se está inflando de manera artificial porque los controles de capital no permiten medir con exactitud el verdadero valor que tiene la moneda rusa y tampoco es posible saber si realmente la economía interna rusa está retomando su normalidad.

En síntesis, si Rusia logra abrir nuevos mercados y conquistar a Ucrania, podrá posicionar su moneda y cambiaría el mapa geopolítico. Por lo pronto EEUU, tiene una estrategia bélica y económica, con dos propósitos; uno, eliminar a Putin, y caso cerrado. Dos, prolongar el conflicto, el cual, repercute en la caída de la inversión extranjera, la fuga de capital, déficit, hiperinflación y consecuentemente bajaría la calidad de vida de los rusos, propiciando levantamientos internos para el derrocamiento de Putin.


*Omar Alirio Escobar. Economista con Maestría en dirección y gestión de centros educativos y Especialista en Gestión de proyectos. Docente universitario, ensayista e investigador en varias universidades del país.
¿Cómo le pareció el artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Por editor