Las mujeres en el vallenato, que parecían haber sido únicamente inspiradoras de la gran mayoría de las canciones, están sacando a la luz su talento para ser protagonistas como intérpretes, compositoras e incluso gestoras de esta música. Sin embargo, a lo largo de la historia, este folclor ha tenido importantes figuras femeninas como:

Consuelo Araújo, Sara Baquero Salas, Rita Fernández, Adriana Lucia, Patricia Teherán y sus Diosas del vallenato, agrupación que se cotizó como  la primera agrupación femenina, la más representativa del folclor y entre otras.

Hace ocho años llega a la música vallenata la dinastía Zúñiga, conjunto conformado por tres hermosas y encantadores hermanas, nacidas en el seno de una familia con linaje  artístico en la música vallenata, de  su natal Riohacha la Guajira.

El desaparecido compositor y acordeonero Juan Humberto Rois Zúñiga, conocido como “Juancho Rois” hace parte de esta vena artística, convirtiéndose para ellas un ejemplo a seguir con el legado que dejó “el conejito” Rois como también era conocido.

Sus raíces también provienen de músicos gaiteros  de Guacamayal, quienes ha sido reyes de la primera y segunda generación de gaitas. Las hermanas Zúñigas son: Mayerli  Zúñiga “la guacharaquera de Oro”, quien a  la edad de  14 años empezó a mostrar interés y amor al vallenato, tocando a  la perfección con la guacharaca los aires del vallenato. Su familia la comparaba con su tío José Álvarez.

   En la actualidad Mayerli cuenta con 19 años, y está apunto de culminar la secundaria. Su gran anhelo es convertirse en la mejor guacharaquera y fotógrafa del país.

Yuli Zuñiga, quien al ver a su hermana ejecutar la guacharaca, se emocionó y empezó a hacer música con  un balde de pasta simulando ser una caja.

Con el apoyo y las enseñanzas adquiridas por su padre, Orlando Zúñiga, Yuli decidió a la edad de 15 años comprarse una Caja, con  la cual interpretaba también  los aires  y a interesarse por el canto vallenato, ya que le fascinaba cantar.

Actualmente cuenta con 21 años de edad, es estudiante de mantenimiento de equipos y diseño de redes.

La hermosa y encantadora Jessica Lorena Zúñiga, con apenas 16 años de edad, se inquietó por  tocar el acordeón, al ver y escuchar a acordeoneros ejecutando este instrumento. Le contó a su padre que deseaba ser acordeonera y este decidió llevarla a casa de un amigo acordeonero para comprobar si realmente la pequeña tenia talento o sólo eran deseos de ejecutar el acordeón por Hobby.

Ahí aprendió a tocar su primera canción, titulada Diana grabada por el también desaparecido Diomedes Díaz.

Su progenitor al ver la agilidad, la destreza y el empeñó con el que tocó el instrumentó, decidió regalarle uno.

Hoy por hoy a sus 23 años interpreta el acordeón de manera profesional. Alterna la música con sus de Marketin digital, administración ambiental .

Las hermanas Zúñiga participaron como coristas en la grabación del sencillo de su padre, llamado  “Los hijos del vallenato”.

Poco tiempo después exactamente en el año 2019 grabaron su primera producción titulada  “Contigo es mi felicidad”, de la autoria de  José Amind Díaz. Este trabajo fue  un éxito a nivel nacional e internacional. En México quedó entre las 13 mas favoritas.

Ese mismo año graban “Luchemos por la Paz “ composición de su tutor José “Joche” Negrete.

Después de este éxito, vino su segunda álbum titulado “Como aquellas hojas secas”, del compositor José Amind.

Luego vino “La Barranquillera” canción en donde su compositor resalta   las cualidades  y la  belleza de las mujeres de Barranquilla.

En el actualidad acaban de lanzar su más reciente trabajo discográfico, titulado “Carita de Ángel” de la autoría de Gustavo Rangel.

Las hermanas Zúñigas están radicadas desde hace unos años en la ciudad de Bogotá.

Los trabajos musicales de la dinastía Zúñiga , fueron grabados  bajo el sello de  Lujo Record.

“Hemos tenido la oportunidad de interactuar con distintos artistas de la talla de:

Rita Fernández, Beto Villa,  Peter Manjarres,  Fernando Dangond, los maestros Rafael Ricardo, el desaparecido Rumualdo Brito, Galí Galiano, entre otros.

“Nuestro padre, Orlando Zúñiga nos infundo el Amor y nos explotó el talento que desde niñas hemos tenido hacia la nuestra música vallenata. Hoy resaltamos con  orgullo esa labor” manifestaron las hermanas Zúñigas.

Por: Iván Meneses

Periodista.

¿Cómo le pareció el artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.