Hoy por hoy existe una gran controversia entre la administración del doctor German Chamorro y el exalcalde pedro Vicente Obando por el proyecto de mejoramiento de la plaza de potrerillo y el mejoramiento de vías de acceso a este mercado. Las cifras que se conocen son de $46.000.000.000 cuarenta y seis mil millones para el mejoramiento de las instalaciones y $7870.000.000 siete mil ochocientos setenta millones para el arreglo de vías.

La ciudadanía no entiende por qué se pretende suspender el proyecto de mejoramiento de la plaza y continuar con el de mejoramiento de vías, por cuanto si bien son dos proyectos con fuentes de recursos diferentes, los dos se financiarían con recursos del Gobierno, esto es con recursos públicos.

El alcalde actual, por intermedio de sus funcionarios ha explicado que no es posible adelantar el proyecto, por problemas prediales, dicho de otra manera, por qué parte de la plaza es propiedad privada, y el gobierno no puede invertir los recursos en bienes privados. Esta afirmación es cierta, sin embargo, para resolver esto es posible que la administración declare bienes de utilidad pública, los compre o simplemente como afirman los exfuncionarios se proceda a formalizar las escrituras. Los vendedores de la plaza y los usuarios de la misma que son los habitantes de la ciudad de Pasto no entiende y se preguntan porque no hacerlo si según los exfuncionarios lo púnico que falta es formalizar hacer las escrituras, se preguntan por qué no hacerlo.

En este contexto, no es claro por qué las obras de mejoramiento de vías se pueden hacer al interior de un bien privado, si los recursos son públicos, haciendo el símil si un constructor urbaniza, es el, el responsable de la adecuación de las vías internas, y del mejoramiento de la infraestructura

Por ello hay preocupación, puesto que la comunidad siente se pueden perder los dos proyectos, si bien con fuentes de recursos diferentes, existe el riesgo de perder 63.870.000.000. (sesenta y tres mil ochocientos setenta millones) con destinación especifica no se ejecuten, se puedan perder, lo cual no se entiende puesto que para cualquier lugar son importante más para una ciudad pasto que los necesita para mejorar su infraestructura y con ello la calidad de vida de todos sus habitantes.

Se conoce que hay otra iniciativa que es construir una central de abastos, sobre la cual hay consenso  en que es necesaria , por lo mismo lo conducente es que la administración municipal, la gobernación, y el Gobierno nacional se  comprometan  con los dos proyectos. Perogrullo indica que la lógica dice que primero debe emprenderse los proyectos que cuenta con los recursos para adelantarlo. Lo contrario puede implicar que la   ciudad y el Departamento pierda estos recursos.

Los proyectos de interés público son de estado y por lo tanto con una visión de largo plazo, deben primar los intereses generales sobre los particulares, los de la comunidad sobre los individuales, los de estado sobre los del gobierno, los de la administración sobre los del partido del gobernante.

 Si el problema es jurídico y los responsables de sacarlo adelante, quizá lo pueda resolver la facultad de derecho de la Universidad de Nariño, si la ausencia es de capacidad de convocatoria quizá la iniciativa la pueda liberar la   cámara de comercio. Pero en un momento tan álgido como el actual, lo que menos se debe hacer es promover la inconformidad   de la ciudadanía.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *