Por: José Manuel Herrera Villa*

Importante será siempre tener claro, en contexto de estar actualizados, que una de las cualidades organizacionales mejores y más demandada hoy por hoy, es la capacidad de adaptarse y aprender del entorno; lo mismo que tener en exacta cuenta que lo que diferencia a las organizaciones exitosas de las demás es la postura que muestran ante el cambio y las transformaciones, a lo que no deben resistirse jamás.

En estos momentos las empresas y organizaciones superiormente exitosas tienen una cualidad que les permite estar al día y a tono con el rápido devenir del mundo, y es la capacidad de aprender. Siempre aprender. Pero, cual es o debe ser ese aprendizaje? Deben aprenderlo todo y de todo. Esto es una postura organizacional que engloba una serie de actitudes y procesos que permiten el error como aprendizaje, que exista siempre la posibilidad de experimentar y, que haya agilidad estratégica.

El error como aprendizaje, se refiere a crear una cultura organizacional en la que esté bien cometer errores, pero donde se exija en todo momento aprender de ellos. El éxito está en aprender de los errores, y hablando de una organización, un error representa una oportunidad de enseñanza organizacional y de rápido progreso. En las organizaciones se dedica mucho esfuerzo en crear procesos y mecanismos para evitar errores, cosa que por definición humana es imposible. Y nunca se dedica esfuerzo en crear mecanismos que aprovechen los errores, lo que es determinante para crecer exponencialmente.

Otro aspecto fundamental y de gran soporte, es hacer constantemente experimentos y que ese conocimiento sea debida y adecuadamente sistematizado. Con ese hacer experimental, las organizaciones aprenden, lo que es importante para que no den por hecho que la situación actual es consistente en el tiempo y no necesita cambios. El hecho cierto es que el cambio debe ser una constante y se convierte en grave error dejar de aprender. Los experimentos ofrecen la posibilidad de aprender cosas puntuales y, si los mismos son sistematizados, sin duda tendremos un flujo de aprendizaje constante. La agilidad estratégica, en tanto, fundamental hoy más que nunca, al ser ese conjunto de elementos y características que una organización necesita tener, poder leer el entorno y adaptarse a él. Es una postura organizacional para estar alerta de todo lo que pasa a nuestro alrededor en todo y en todos los sentidos.

Razones las expuestas que reafirman la importancia de aprender todo y de todo. Se ha convertido lo cual, y para bien, en la cualidad organizacional más valorada en los momentos actuales. Itero, que una organización aprenda constantemente se refiere a que se mantenga vigente y su cultura permita que exista el error, el experimento y la urgencia estratégica como elementos de aprendizaje sistematizado. Clave esto para avanzar y no resistirnos al cambio y a las transformaciones como normalmente sucede y es principio de estancamiento.

 jomahevi@gmail.com *Profesional en Administración y finanzas. Especializado en Auditoría Integral

Por admin