Ec. Omar Escobar

Generalmente los medios de comunicación masivos designan el término “régimen” cuando se trata del sistema político de los países socialistas… tal vez hoy sea la palabra adecuada para el caso Afganistán.  Pero más allá del plano político, está el plano cultural y académico que no logro sustentarse en los 20 años, pues el oscurantismo occidental del medio evo, renace nuevamente en medio oriente. Gracias a los talibanes, habrá un retroceso cultural en educación, arte, cultura y economía. De un tajo se corta la “libertad individual y de asociación”, en especial las mujeres serán las más afectadas…el marco de la equidad de género, es una ilusión del pasado… hoy termina la educación mixta y el trabajo se aleja como una oportunidad para su independencia financiera. La mujeres tendrán que usar  burka, tampoco podrán salir sin acompañamiento de un varón… ¡hay de aquella mujer infiel! … la lapidación es su castigo… a la fecha hay 29 prohibiciones.

Ante este inconcebible acontecimiento, ni  el Consejo de Seguridad de la ONU, ni la OTAN, la OEA, ni el país que se cree precursor de la libertad y la democracia, han  hecho sentir su voz de rechazo. Será que los líderes de dichos organismos supranacionales comparten en cierta medida algunos de esos postulados tan retrógrados? O por el contrario, los llamados liberales, actúan bajo ciertos intereses de una élite que se beneficia de los países más pobres?

En el mes pasado, según la prensa estadounidense, en Cuba se dieron una serie de protestas, dizque por las restricciones a la libertad de expresión y de reunión, e inmediatamente la comunidad internacional condenó tan terrible suplicio y apoyaron a Joe  Biden para endurecer las sanciones y  el marginamiento de los isleños… Quienes hayan visitado a Cuba, podrán dar testimonio si sus habitantes viven en condiciones de esclavitud… la esclavitud y sus formas modernas, es una condición necesaria para la explotación del capital humano…

En fin… las sanciones de EEUU hacia Cuba, Irak, Venezuela, han sido impuestas de manera inconsulta y han resultado desastrosas para sus gobernantes… razón por la cual, aplicarlas en el caso del gobierno Talibán, sería el último recurso que tendría EEUU para derrocar a su verdadero enemigo, sin embargo, los países anglosajones, muy amigos de Mohammed bin Abdul  Al Thani – ministro relaciones exteriores de Catar, quien se caracteriza por el derroche de los petrodólares, está abriendo trocha para la entrada del mundo occidental en Afganistán.

Entonces, las sanciones no son para proteger la libertad y la democracia del peligroso comunismo…más bien para eliminar a quien se opone a los intereses estadounidenses a quienes no les importa estrechar la mano de un terrorista… perdón… ahora  un “talibán”.

Las mujeres de Kabul frente a las mujeres de Cuba y Venezuela, tienen como denominador común la pobreza y la práctica religiosa, pero al menos las últimas, deciden sobre sus vidas. Es cierto que el fanatismo religioso es común en las llamadas tierras santas, pero ni la biblia ni el Corán deben ser instrumentos de opresión por parte de la autoridad religiosa, la cual ostenta la orientación moral pero viven en contradicción de lo que ellos pregonan… recomiendo leer al periodista brasileño Lourival Sant’Anna, experto en temas de medio oriente.  

Aclaro, que no soy un defensor de ideologías de derecha o izquierda, sino un buscador de la esencia de los fenómenos sociales, evitando sesgos de todo tipo, los cuales han llevado a que la sociedad viva en idealizaciones banas y enfrentamientos bélicos innecesarios.

Los invito a revisar el siguiente material:

ttps://www.elperiodico.com/es/internacional/20210817/infierno-mujeres-afganas-son-29-11996710

https://www.dw.com/es/el-placer-entre-hombres-es-una-pr%C3%A1ctica-com%C3%BAn-entre-los-talibanes/a-59021582

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *