Generación de empleo, crecimiento económico y desarrollo social en las regiones

Por Javier Genaro Jiménez Jordi (El Viejo Javi)

Periodista de Turismo

El turismo representa el 7,23 por ciento del empleo en Colombia. Al 2019, en Colombia había 1’903.200 empleos directos asociados a la actividad e industria turística y segmentados de la siguiente manera: 734.200 (lo que corresponde al 39%), lo hicieron en empresas dedicadas al transporte, 663.000 (35%) personas se desempeñaron en restaurantes, 358.000 (19%) en actividades de esparcimiento y recreación, 114.000 (6.00%) en alojamiento y 34.000 (1.8%) en agencias de viajes.

En los establecimientos hoteleros o de hospedaje, como lo describe el artículo 78 de la Ley 300 de 1996 o Ley General de Turismo, el conjunto de bienes destinados por la persona natural, usted o yo, o jurídica, una sociedad por acciones simplificadas (SAS), por citar un ejemplo), a prestar el servicio de alojamiento no permanente inferior a 30 días, con o sin alimentación y servicios básicos y/o complementarios o accesorios de alojamiento, mediante contrato de hospedaje, se emplean entre 75 y 80 personas por cada 100 habitaciones; es decir, en promedio una habitación genera entre 0,8 o 1 plaza de empleo.

La Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco) proyecta al cierre del 2021 una ocupación promedio nacional del 45 por ciento, con pandemia incluida, que si bien se observa una notable recuperación también vale la pena tener en cuenta que la cifra estaría por debajo 12 puntos porcentuales de lo registrado en 2019, quizás el mejor año del turismo colombiano. Gustavo Adolfo Toro Velásquez, presidente ejecutivo de dicha asociación fue enfático al afirmar que el sector turístico en general y particularmente el subsector de la hotelería, continúan requiriendo apoyo y asistencia estatal.

En entrevista ofrecida a medios de comunicación el dirigente gremial señaló que a pesar de la coyuntura pandémica no han tenido cierres masivos o declaraciones de quiebra masivos, puesto que la hotelería colombiana es pequeña en general. “Las cadenas grandes son pocas, entre 12 y 14, y los demás son establecimientos independientes o pequeños, que representan el medio de subsistencia de muchas familias; la gente sufrió, ha tenido dificultades y por lo tanto tuvo que endeudarse, y despedir, con pesar, muchos empleados”.

De acuerdo con Cotelco se perdieron 44.000 empleos directos de los 110.000 o 114.000 que genera el subsector. El 50 por ciento de esos empleos se perdieron por los cierres; sin embargo, cuando paulatinamente se inició la lenta recuperación del turismo y los establecimientos hoteleros y de hospedaje han abierto sus puertas nuevamente se han recuperado cerca de 20.000 de aquellos. “A pesar de las dificultades que hemos tenido, somos optimistas”, puntualizó Gustavo Toro.

Al respecto, y refiriéndose a la importancia del turismo en la generación de empleo, el georgiano Zurab Pololikashvili, quien con sus 43 años ha sido el más joven dirigente del turismo global, secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), anotó que “el turismo es un sector popular y que 1 de cada 10 personas en el mundo están empleadas directa o indirectamente con el turismo. Nuestra responsabilidad es la de garantizar que el turismo beneficie a todas y cada una de las comunidades locales sin dejar a nadie atrás”. 

El funcionario destacó además que “el crecimiento sostenido del turismo ofrece inmensas oportunidades para el bienestar económico y el desarrollo. Sin embargo, también trae muchos desafíos. Adaptar nuestro sector a los desafíos de la seguridad y la protección, a los constantes cambios en el mercado, a la digitalización y a los límites de nuestros recursos naturales debería ser una prioridad en nuestra acción común y, si a eso agregamos hoy la coyuntura de la pandemia, pues, el desafió es aún mayor”.

LA REACTIVACIÓN DEL TURISMO EN COLOMBIA

Sin lugar a duda la pandemia afectó el turismo a escala global y Colombia, por supuesto, no fue la excepción. Han sido tiempos difíciles y escabrosos, pero en la medida en que avanza el proceso de vacunación por parte de las autoridades sanitarias poco a poco se ha visto la reactivación del segundo renglón de la economía en exportaciones.

Colombia es uno de los países que más rápidamente ha avanzado en el camino de la recuperación económica en el campo de los viajes y turismo. Con el trabajo responsable, serio y conjunto de los actores de la cadena de valor y de los sectores público-privado, donde las agremiaciones encaminan su objetivo, ha permito ser, como lo señaló Gustavo Toro, optimistas frente al desafío que nos espera.

Con el virus del covid-19 pisándonos los talones, la seguridad y la confianza, mezcladas con la calidad en la prestación del servicio turístico, cobran vital importancia: el sello de bioseguridad ‘Check In Certificado’, con el respaldo de la OMT posiciona a Colombia como un destino seguro y que prioriza la importancia y salud del viajero.

 El compromiso y las medidas adoptadas por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT) a través de la Ley 2068 de 2020 (tema que trataré en un próximo artículo), por la cual se modificó la Ley 300 de 1996 o Ley General de Turismo, están encauzados para la mitigación de uno de los sectores más importantes de la economía nacional y mundial.

Para concluir, hago referencia al impacto que el turismo tiene en la economía colombiana: decía atrás que el sector es el segundo renglón de exportaciones por debajo del petróleo (US$17.000 millones), el turismo (US$5.500 – US$6.000 millones), el carbón (US$4.000 millones), el café (US$1.500 – US$2.500 millones), y les siguen las flores y el banano.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *