Ocultos en medio de tumbas, osamentas expuestas, velas y flores se encuentran personajes que viven en medio de la muerte, la mayoría de ellos rezanderos, que   caminan de un lado a otro en busca de los dolientes que llegan a los cementerios a visitar a sus difuntos.

Sus sitios de trabajo son los campos santos de Barranquilla y de los municipios del Atlántico.

En el cementerio Central del municipio de Soledad, Atlántico se encuentra la señora Marta Noriega, quien alterna la docencia con los rezos a las ánimas de los fieles difuntos, que se encuentran reposando ahí.

Esta valerosa y pujante mujer de 54 años, ha dedicado 12 ha elevar plegarias por los muertos, para que “salgan de pena y lleguen al reino de Dios”.

Rezarle a los difuntos en los campos santos y ofrecerles velas blancas, son dos de las tradiciones que se realizan  en Colombia, y que se hace cada vez que familiares llegan a visitar a sus seres queridos en las fechas: día de las madres, día del padres, navidades, día del niño, cumpleaños de natalicio  o de fallecimiento, en especial el 2 de Noviembre, día de los difuntos y todos los lunes, por ser este  último el día de las animas del purgatorio, según la creencia católica.

POR:

IVAN MENESES

PERIODISTA.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *