Este miércoles, 28 de julio, luego de una marcha pacífica que culminó frente a la sede principal de la Alcaldía de Barranquilla, un grupo de vándalos atacó este edificio ubicado en el Paseo Bolívar, pleno centro de la ciudad.

Los delincuentes intentaron ingresar de forma violenta a las instalaciones de la Oficina de Atención al Ciudadano, lo cual fue impedido por la Policía.

En medio de los enfrentamientos, los encapuchados lanzaron piedras, rompieron los vidrios de la entrada al edificio y robaron algunos elementos, informaron las autoridades.

El alcalde Jaime Pumarejo aseguró que “el Esmad se encontraba a escasos metros, pero no intervino, porque en el sector también había niños, niñas, adolescentes, adultos mayores y gente que hace su vida diaria en el centro de la ciudad”.

«No obstante, mediante drones y cámaras que tenemos en el sector, estos vándalos fueron identificados y ya tenemos 11 capturados que serán presentados ante la justicia», informó el mandatario.

El motivo de estos desmanes es el desalojo forzoso que la alcaldía le hizo a los habitantes del barrio las flores.

Alrededor de 400 familias de este barrio están asentadas, la mayoría en casas paratíficas, muy humildes.

Sin embargo las autoridades levantaron un censo y realmente encontraron 35 familias las que invadieron estos terrenos, a las cuales se les” ofreció reubicar”.

Michael Martínez, habitante del barrio Las Flores y quién vivía en una de las dos casas desalojadas, denunció que fueron engañados por la Secretaría de Gobierno.

Allí los funcionarios de esa oficina «nos dijeron que pusiéramos a los niños adelante, después a las mujeres, y después a nosotros».

Acto seguido comenzó la actuación del Esmad. «Ellos comienzan a tirar bombas, granadas y nos aturdieron. Esta es la casa mía. Cuando ellos proceden, la multitud obvio que iba a proceder porque yo no me iba a dejar tumbar mi casa. Ellos nos correteaban porque nos tiran bombas».

Dos niños y una adulta mayor sufrieron los efectos de los gases lacrimógenos y fueron llevados al Paso Las Flores.

«Nosotros nos encerramos en la casa y habían niños y aun así ellos dentro de la casa nos tiraban granadas. Nos bombearon aquí están las pruebas. A una muchacha le dieron en la nalga con esto y mucha gente corría de aquí para allá y ellos nos seguían disparando».

Es aceptable que por seguridad   desalojen a familias de un sector, pero es repudiante el desalojo de familias solo por apropiarse de dichos terrenos.

El ex alcalde Alex Char, el alcalde Jaime Pumarejo  y todos los Char, mandan hue…

Por: Iván Meneses.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *