El  Hospital del municipio de Tamalameque, Cesar,  está atravesando una crisis financiera que ha desencadenado que el servicio de atención a los pacientes decaiga, que los insumos no sean suficientes y que su deuda, de $5.500 a $6.000 millones (por concepto de demandas laborales, pago a los proveedores, intereses moratorios, entre otros aspectos) aumente cada mes, poniendo en riesgo el sostenimiento del único hospital de ese territorio.

De acuerdo con la secretaria de Salud de Tamalameque,  Mayecsi Maestre, solo hasta el año pasado se pudo terminar de estructurar un Plan de Saneamiento Fiscal para subsanar las deudas del hospital. Inicialmente, dentro de dicha estrategia, el municipio se comprometió aportar $400 millones, pero actualmente está en proceso de estudio la posibilidad de aumentar el recurso debido a que se requieren mínimo  $2.000 millones para comenzar el saneamiento.

Explicó que anteriormente la Gobernación del Cesar pasó un certificado por un monto de $200 millones y el municipio de Tamalameque por $400 millones. Estos recursos fueron el borrador del plan que se le envió al Ministerio de Hacienda y que posteriormente devolvió haciendo la observación que se necesitaban más recursos porque el hospital tendría que aportar aproximadamente  $4.000 millones, recursos que, por supuesto, no tiene.  

Desde que era niño  he escuchado que el hospital del municipio  de Tamalameque, “no  tiene recursos económicos”.

¿Dónde están los recursos del municipio,  las regalías y el dinero  que la nación le otorga a la salud para  sus habitantes, los de las veredas y corregimientos pertenecientes a  Tamalameque?

POR:  IVAN  MENESES

PERIODISTA.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *