Se me podrá criticar de aprovechar la desgracia de la ex ministra y, de que como comentarías deportivo – que se monta sobre el triunfo de seleccionado de futbol nacional-  en este caso me monte en la indignación nacional por el contrato del Mintic con Centros Poblados para criticar a la ministra.

Pero no, los concesionarios de las emisoras comunitarias, las redes departamentales y regionales con los que he tenido oportunidad de habla, sabe que mi posición crítica de la gestión de la exministra Karen es de tiempo atrás. Siempre he dicho que se equivocaron quienes la adularon con términos como madrina de las emisoras comunitarias, como benefactora de la radio en el país. Para mí, siempre fue populismo administrativo. Analicemos:

La convocatoria para emisoras comunitarias de 2019 destinó 572 canales a lo ancho y largo del país. De ellas se adjudicaron 188 canales, ocho no pagaron los derechos de concesión y a la fecha, solo entre 160 y 170 presentaron estudios técnicos. Una efectividad de menos de 30%. Para mí un fracaso total.

En emisoras comunitarias étnicas, proceso que no ha culminado, el balance es peor. La ministra estrena con las comunidades más desfavorecidas, más lejanas y más desconectadas la radicación totalmente digital. Muchas no lograron presentar sus propuestas, otras sucumbieron en su interés por las complicaciones de digitar documentos en el formato y en el tamaño que la plataforma exigía. Se suman a otros errores: la falta de difusión de la convocatoria, audiencia pública en una sola vía, la no atención o atención a destiempo de los comentarios y observaciones al proceso, las constate modificación de los pliegos de condiciones propician el fracaso. De 242 canales que el ministerio abrió, solo se presentaron 160 propuesta, de ellas solo tres de las propuestas cumplieron con todos los requisitos y al resto se le hicieron requerimientos. Fuentes desde el ministerio me informa que no se adjudicaran más de 70 emisoras (espero que se equivoque y que me equivoque). De ser cierto la efectividad es menor de 30%. LAMENTABLE.

Pero que decir de las emisoras comerciales. Proceso licitatorio que la Ministra desecho después de anunciarlo por más de seis meses. Rendimiento del cero por ciento.  Fracaso del 100%.

Digitalización de medios de comunicación. Proceso que tiene el cuestionamiento de revivir la vieja táctica de los auxilios parlamentarios y de soterradamente minar la imparcialidad de los medios de comunicación. Se presentaron más de quinientas propuestas de financiación, ninguna cumplió con los extenso y complicados requisitos. Después de la futbolera renuncia de la Ministra, el ministerio anuncio que el proceso no iba más. Rendimiento 0%, Fracaso 100%.

Otro de los populismos administrativos, fue la normalización financiera de las emisoras comunitarias. Populismo que también fue legislativo. El Ministerio presento una propuesta de amnistía de las contraprestaciones por el uso del espectro que debía las emisoras. El legislativo lo amplio a las sanciones y multas y al pago de derechos de autor y conexos, en el medio conocido como derechos Sayco Acinpro. A la fecha se reglamentó lo primero; lo segundo aún no se ha reglamentado. ¿Entonces la eficacia fue del 50%? Pues no. De las deudas perdonadas, un alto porcentaje pertenece a las emisoras de interés público (policía y ejercito), otro muy alto a deudas que la administración no podía recaudar mediante cobro coactivo. El menor porcentaje del perdón de deudas corresponde a emisoras comunitarias. De otra parte, no sea reglamentado la condonación o normalización de deudas con Sayco Acinpro. Proceso que tiene dos inconvenientes, fijar el monto de la deuda. El segundo a título de que el Ministerio pagará a SAYCO y ACINPRO organizaciones de derecho privado, la deuda que las emisoras, también la mayoría, entidades de derecho privado por concepto de derechos de autores, compositores, intérpretes y reproductores. Esto se puede convertir en otro auxilio parlamentario. Al particular también espero equivocarme.

 Y siguiendo con el tema de contraprestaciones, otro acto de populismo bien publicitado fue la disminución del costo de las contraprestaciones. En el 2019 las emisoras comunitarias pagaban 617 mil pesos, para el 2020 pagaron 656 mil contraprestaciones liquidadas con el decreto 290 de 2017. Con la resolución 2757 del 2020 la tarifa es diferencial, incluyendo un factor “social” y las tarifas oscilan entre 454 y 245 mil pesos.  Pero permita recordarles que previo a la expedición del decreto 290 de 2019 se realizó previo un estudio de la UIT sobre el costo del espectro, recomendó realizar una disminución del costo del uso del espectro. Las formula recomendada estableció un precio tan bajo, que la administración de la época decido fijar la contraprestación en un medio salario legal vigente. De suerte que el costo actual se acerca a la recomendación de la UIT hiciera en el año 2015.

Pero la perla de la corona de la malas gestión de la Ministra Karen, en particular para las emisoras comunitarias se llama NUEVO PLAN TÉCNICO NACIONAL DE RADIODIFUSIÓN SONORA F.M. En la ANE- Agencia Nacional del Espectro- vende como una simplificación de las características técnicas esenciales para las emisoras y una simplificación del estudio técnico. Pero no, otra gran mentira. Este no es el espacio para explicar los vericuetos del Plan Técnico. Solo diré que con la implementación del término área del servicio las emisoras comunitarias pierden la oportunidad de cubrir otros municipios, deberán cubrir el 100% del área urbana de su municipio y no podrán cubrir el 15% de los municipios circunvecinos. La implementación de este concepto para las emisoras comunitarias establecidas se reflejará en el 2022.

De suerte que analizado el resultado de la gestión de la Ministra Karen para el subsector de radiodifusión sonora y particularmente para las emisoras comunitarias…ellas podrán decir que las abudinearon.

Rodrigo Hernández Rodríguez

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *