Periódico El Derecho

Palabras, versos, poesía, narrativa, entrañan reflexión, creación. Las palabras son la materia prima del mejor decir, se usan para salvar, para señalar, para indagar, porque como afirma el poeta Jorge Riechmann depositamos nuestra “esperanza en la palabra viva”, pero “sin autoengaño” con “sobria lucidez”. Muchas son las palabras que se dicen y son piedras con las que se salvan las aguas tumultuosas.

Sirven en decir de algunos, para hacerle frente y resistir la barbarie. Activar personas, situaciones y circunstancias, Hacer cultura. Apoyar a la construcción social. Dibujar caminos mejores. Afianzar de forma clara, precisa y sin grietas los valores. Las palabras son cambio, transformación y ojalá fuesen usadas con mayor frecuencia para evitar lo peor.

La literatura en su todo debe ser más fuerte, más social, más crítica. Ser más la vida misma. Ser oxígeno en tiempos de asfixia. Aliento permanente para todos, para ayudarnos a encontrar desde ella un sentido a la existencia plena con las actividades, la creación y la relación con los demás. Es girar y hacerlas que giren en torno a todo y a todos, en el cruce de culturas y para la vigilia del mundo, para despertar, para levantarse y para seguir luchando.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *