Ec. Esp. Omar Escobar

El término sindemia fue acuñado por el antropólogo médico Merrill Singer en los años 90, se refiere no solo a los problemas de salud que afectan la salud de una población, sino a los contextos sociales y económicos que rodean a dicha población; es una interacción entre lo biológico y lo social… el Estado.  En cambio, desde el concepto de pandemia, se refiere únicamente a la propagación mundial de una enfermedad. Utilizando el esquema de “sindemia” se aborda desde la fisiopatología, hasta las condiciones socioeconómicas, el contexto cultural y las estructuras del sistema de salud; así pues se construyen pronósticos, tratamientos, se formula y ejecuta la política de salud.

Teniendo en cuenta la actual pandemia, cuyo azote, ha castigado a las poblaciones más vulnerables, resultado de un pésimo servicio de salud, se puede concluir que los gobiernos occidentales, deben enfocar su sistema de seguridad social en proteger y fortalecer la  atención para abordar la sindemia en las familias de bajos y medianos ingresos de acuerdo a cada país. Según Richard Horton, editor jefe de la revista científica The Lancet, señala que existen dos categorías de enfermedades: “el virus SARS-CoV-2, que provoca el Covid-19 y una serie de enfermedades no transmisibles. Ambas categorías se enmarcan en un contexto de inequidad social que hace que los efectos de estas enfermedades sean más crónicas… Horton comenta que para entender el Covid-19 también hay que abordar la hipertensión, la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y respiratorias crónicas y el cáncer…Prestar mayor atención a las enfermedades no transmisibles no es una agenda solo para las naciones más ricas. Estas enfermedades también son una causa desatendida de mala salud en los países más pobres”.


Hoy la economía mundial tiene como principal fuente de ingresos la industria armamentística, la especulación financiera, la trata de personas, el narcotráfico; son prueba suficiente para entender que la sinrazón domina las acciones humanas y la visión miope, es característico de la clase dirigente, por ende, la mediocridad se refleja en la salud, la educación y la economía de estas tierras tercermundistas. 

La humanidad, debería tomar ésta experiencia, como una advertencia, para futuras sindemias que estarán a la vuelta de la esquina… reestructurar sus prácticas políticas y un compromiso serio de todos nosotros para el cumplimiento de las metas del milenio, pueden ayudar a vivir como civilización.

Por admin