Gustavo Palacio, uno de los veteranos zapateros del centro histórico de Barranquilla, quien es conocido popularmente por parte de su familia, amigos y por algunos clientes como:”El Cantinflas barranquillero”, lleva más de cuarenta años dedicándose al oficio de la zapatería en este sector de la ciudad.

“El canti”, como bautizo a su negocio ubicado a un costado de la emblemática iglesia de San Nicolás, exactamente en la plaza que lleva su nombre (San Nicolás), vive en el municipio de Malambo. Con el ingreso mínimo que gana arreglando todo tipo de zapatos, ha sacado adelante a sus cinco hijos y  asegura que le ha ido bien y  está agradecido con  la alcaldía de la Arenosa por la reubicación que le hicieron tanto a él, como a sus compañeros, pero le pide más seguridad para   para la ciudad.

Palacio, describe la Barranquilla de hace cuarenta años con la Barranquilla actual. Asegura que todo a cambiado, algunas cosas para bien y otras para mal.

Por.

Iván Meneses

Periodista.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *